Skip to content

La jornada continua y el rendimiento escolar

21 noviembre 2009

.pens dia.

 .

 .

 .

..

Me llama la atención un artículo en la hemeroteca del diario ABC:  

En 1986, este diario publicó que:  más de 160 colegios andaluces experimentarán un nuevo modelo de horario y jornada escolar  y pasarán de 33 a 28 horas lectivas semanales, lo que permitirá el establecimiento de la jornada continua cuando el Consejo Escolar así lo decida…  estas experiencias tienen su origen en la creencia de que la actual jornada escolar en enseñanza media no se ajusta a las necesidades del proceso educativo…”

Veinte años más tarde, los alumnos andaluces obtienen los peores resultados de todas las comunidades autónomas que participaron en la evaluación PISA 2006.

Y veintitrés años más tarde, Andalucía registra el mayor índice de fracaso escolar del país.

Existen seguramente muchos factores que intervienen en el fracaso escolar pero según estos datos, la jornada continua en España “no se ajusta a las necesidades del proceso educativo”, no es eficaz para mejorar los resultados académicos de los alumnos y frenar el fracaso escolar.

.

Escrito por Cristina (Grupo Jornada Escolar)

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Luci permalink
    21 noviembre 2009 22:28

    En mi opinión, la jornada continua con carácter experimental es una trampa.

    En nuestro colegio se implantó hace dos años, y al final del primer año, el profesorado no evaluó si los alumnos habían mejorado, sino que facilitó un cuestionario a las familias “para conocer su satisfacción”. Y decir por escrito, debajo de tu nombre y apellido, que no te gusta la jornada continua y que prefieres volver a la partida, aunque no sea tu intención, equivale a decir al maestro de tu hijo que quieres que vuelva a la jornada laboral partida y trabaje en el centro por la tarde. Y lógicamente, muchos de ellos no están de acuerdo ante esta posibilidad. Los maestros fueron quienes recogieron las encuestas y concluyeron que las familias estaban encantadas con el nuevo horario, por lo que se mantiene la jornada continua, a pesar del descontento de muchos padres por el aumento de los deberes, por no haber actividades extraescolares gratuitas como se prometió o por tener una escasa oferta de actividades por las tardes.

    Lo que dije, la jornada experimental es una trampa, porque una vez implanta, el proceso impide que sea posible volver a la jornada partida.

  2. Victor permalink
    22 noviembre 2009 19:29

    No sé si la jornada escolar tiene o no tiene alguna relación con el fracaso escolar, pero resulta por lo menos preocupante que desde que en 2004 se rebajaron las condiciones exigidas para modificar los horarios en Asturias, se está generalizando la implantación de la jornada continua en nuestra comunidad, y que recientemente un artículo de Magisnet señalaba que “la gran sorpresa de 2007 ha sido el desproporcionado incremento del fracaso escolar en Asturias, de un 16,5% a un 26,9%, pasando de ser la comunidad con menor tasa de fracaso a situarse en una posición cercana a la media.”

    http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=206768
    http://www.magisnet.com/noticia.asp?ref=5188

  3. María permalink
    22 noviembre 2009 22:05

    Mis hijos son adolescentes y tienen jornada continua. Creo que muchos jóvenes desaprovechan el tiempo libre de la tarde, porque en vez de estudiar prefieren pasar el tiempo delante del ordenador o reunirse con sus amigos. Y si los padres están trabajando, no hay nadie en casa para motivarles a estudiar. Con la jornada partida, estarían obligados a volver al instituto por la tarde y sería más productivo para ellos.

  4. Marsiu permalink
    22 noviembre 2009 23:10

    Parece que en España la jornada continua no funciona. No es un modelo que promueve el aprendizaje de los alumnos: concentramos las clases por la mañana para tener la tarde libre, pero por las tardes, muchas familias están trabajando y no pueden motivar a sus hijos para que estudien; así que los chavales están solos, o haciendo actividades extraescolares (siempre y cuando sus padres puedan pagar dos horas cada tarde a todos sus hijos).

    En otros países como Finlandia, este modelo parece funcionar, pero el horario laboral de los padres no tiene nada que ver con los nuestros, y la formación de los docentes tampoco. En aquel país, “hay que estar entre el 10% de los mejores alumnos para solicitar la entrada en los estudios universitarios de Magisterio. Los requisitos para entrar son muy exigentes y las plazas, escasas.” http://camarotic.es/?p=97

    Otra explicación es la que facilita Miguel Angel Martín en una entrada de su blog:
    “Mientras en países como Finlandia, Singapur o Japón, los alumnos reciben formación extra cada vez que se detecta alguna carencia, en países como España esta responsabilidad recae fundamentalmente en la actitud paterna, ya que los docentes (y, sobre todo, los del sector público), no suelen emplear en sus alumnos más tiempo que el mínimo exigido en su convenio…”
    http://miguelangelmartin.blogspot.com/2007/10/la-asignatura-pendiente-de-la-educacin.html

  5. Bart permalink
    23 noviembre 2009 9:16

    Creo que los niños tienen que adquirir hábitos de estudio desde pequeño, en primaria. Si los padres no pueden estar con sus hijos por las tardes porque trabajan, la jornada continua no favorece la adquisición de este hábito: ¿Quién motiva a los niños para que estudien, si los padres no están? ¿Quién controla el tiempo que los menores pasan delante del televisor o del ordenador, si los padres no están?

    En mi opinión, la jornada partida distribuye las horas lectivas de forma más racional y coherente que la jornada continua.

  6. Pablo821 permalink
    26 diciembre 2009 20:33

    Un cuarto de siglo experimentando la jornada continua en Andalucía y docentes afirmando sin dudar que este modelo mejora el rendimiento y la educación de los alumnos, para obtener este desolador resultado:

    Europa Press 22/12/09:
    La comunidad autónoma andaluza sobrepasa, en más del doble, el porcentaje de jóvenes que abandonan prematuramente el sistema educativo, en su mayor parte, sin conseguir la titulación básica, de la Unión Europea, con un 38 por ciento frente a un 14,9.

    Según el informe ‘La Educación en Andalucía. Análisis y perspectivas’ aprobado el lunes en comisión con los votos favorables de PSOE e IU, en el año 2008 este indicador, que se mide “como el porcentaje de personas de 18 a 24 años que ha completado como máximo la primera etapa de la educación secundaria y no sigue ningún estudio o formación”, se sitúa en España en el 31,9 por ciento y en Andalucía en el 38%, “muy alejados de la media de la UE, cifrada en el 14,9%”

    El mencionado documento, en el que también se detallan un total de 128 medidas encaminadas a erradicar el fracaso y el abandono escolar, cree que esta temprana ausencia del sistema educativo por parte de los jóvenes andaluces “es la consecuencia última de problemas educativos que se han manifestado previamente en Primaria y, sobre todo, en la Educación Secundaria Obligatoria…”

    ¿A quién debemos creer? ¿A los docentes y su opinión profesional, o al periodista que escribió este artículo?

    Podéis leerlo en El Mundo.es: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/22/andalucia/1261506132.html

Trackbacks

  1. FAPAR COMUNICACION Y PRENSA » Los padres hacen piña en contra de la jornada continua en infantil y primaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s