Skip to content

Navarra: “Los padres dicen que los centros les presionan para elegir jornada continua”

9 mayo 2010

 pens dia

.

 

.

.

.

En varias ocasiones hemos denunciado en este blog que el tema de la jornada continua mezcla indebidamente los intereses educativos de los alumnos con los intereses laborales del profesorado. Todo indica que la jornada partida es el horario escolar que mejor se adapta a las necesidades educativas de los alumnos y sin embargo, muchos docentes insisten en que se implante la jornada continua para mejorar sus condiciones laborales. Porque si bien trabajan las mismas horas, la distribución de estas horas es diferente, mejorando considerablemente su horario laboral.

Si añadimos a esta situación un proceso de cambio de jornada que carece de las mínimas garantías democráticas, cada año se consigue implantar un horario que niega a muchos niños una educación en condiciones de igualdad y de calidad, y reduce sus posibilidades de lograr el éxito escolar.

En el artículo “Los padres dicen que los centros les presionan para elegir jornada continua”  publicado en el Diario de Navarra (07/05/10) podemos leer:

“Padres de alumnos matriculados en centros públicos con jornada continua (clase sólo por la mañana y extraescolares por la tarde) denuncian que recibieron presiones por parte de algunos docentes para elegir ese tipo de jornada…

Herrikoa recuerda que todos los sindicatos de profesores son partidarios de la jornada continua porque “desean mejorar sus condiciones laborales”. “El problema se plantea cuando esta mejora profesional redunda en un servicio público de menor calidad”, añaden. “Entendemos la legítima aspiración de los docentes a una jornada más reducida. Pero este derecho no debe ir en detrimento de la educación de nuestros hijos. Hay que distinguir entre jornada laboral y jornada lectiva de los alumnos”…

No es la primera vez que unos padres denuncian que reciben presiones para implantar la jornada continua. El caso más vergonzoso es posiblemente el que se produjo este año en el Colegio Anduva de Miranda de Ebro.

Nunca ha habido ningún debate serio sobre la jornada continua y posiblemente nunca lo habrá, ni siquiera en los colegios dónde los intentos suelen acabar en enfrentamientos, subidas de tono e incluso se ha llegado a perder las formas. Además del lamentable ejemplo que los adultos están dando a los niños, las comunidades educativas suelen fracturarse, perjudicando la educación de los alumnos. Lo que ocurre es que no existen razones pedagógicas para implantar la jornada continua. Lo preguntamos en varias ocasiones a los más de 1.300 docentes de Aragón que reivindican este horario en Facebook, y recientemente a los más de 3.000 docentes de otro grupo de la Comunitat Valenciana, pero no recibimos respuestas. Y sin argumentos es muy difícil defender una postura, así que los enfrentamientos se suelen iniciar cuando los padres cuestionan la opinión profesional de los docentes que no pueden demostrar que sus afirmaciones son veraces, imparciales y objetivas.

Según este otro artículo  “Educación pactó este horario con los sindicatos”  (Diario de Navarra, 07/05/10):

“… Los responsables educativos recuerdan el compromiso adquirido con los sindicatos pero insisten en que la ampliación a más o menos centros dependerá “de la opinión de las familias”.

Que el cambio de horario dependa realmente de la opinión de las familias es más que cuestionable, porque el proceso es antidemocrático, no protege los intereses de los niños y por tanto, los resultados de las votaciones no son fiables.

En este proceso, los docentes son a la vez parte interesada y juez, así que muchas familias se preguntan si la información que facilita el profesorado es realmente objetiva e imparcial.

“… Todos los sindicatos, sin embargo, aplauden las bondades de la jornada continua. “Pedagógicamente es muy positiva porque garantiza la atención de los alumnos. Hay que terminar con los tiempos muertos del mediodía”, dicen en CC OO. “Se ha demostrado que los alumnos rinden menos por la tarde porque ya están cansados”, añaden en AFAPNA. “No tiene que ver con un interés laboral. Nosotros estamos las mismas horas en el centro”, concluye el presidente de ADIPNA, la asociación de colegios públicos.”

 Y aquí van tres preguntas que lógicamente todos los padres se plantean:

  1.  ¿En qué estudios científicos se basan en CC OO para afirmar que la jornada continua “pedagógicamente es muy positiva porque garantiza la atención de los alumnos”?
  2. ¿Quién es o quiénes son los autores de los estudios que según AFAPNA han “demostrado que los alumnos rinden menos por la tarde porque ya están cansados” ?
  3. ¿Por qué el presidente de ADIPNA afirma que “no tiene nada que ver con un interés laboral” cuando todo el mundo sabe que la jornada continua es una vieja reivindicación laboral del profesorado?

Esto es lo que escribió un maestro de la Región de Murcia cuando se implantó la jornada continua en su centro:

“Con la Jor­nada Continua se ofrece a los trabajado­res de la enseñanza primaria, la oportunidad de acceder a una jornada laboral, casi equi­parable a la del resto de los trabaja­dores de la enseñanza (Secundaria y Universidad ), oportunidad, por otra parte, que no nos viene dada por capricho de nadie, sino por la presión que sindicatos y trabajado­res en general, vienen ejerciendo a la administración y que no admitía mas demora. Se sigue trabajando la misma cantidad de horas con los mismos programas, solo varía la franja horaria, a mi modo de ver, queda cerrada con este planteamiento, la polémica que nos ha traído de calle durante todo el proceso. ¡Pues claro que es una reivindicación laboral! ¡y a mucha honra!”  (“La jornada continua en el Palmar” – J.M. Bernal Martínez – Educar en el 2000-Abril 2004) 

De las tres declaraciones publicadas en el artículo del Diario de Navarra, de momento dos afirmaciones no se pueden contrastar y la tercera no es veraz. Y cuando una información no se puede contrastar, existe la posibilidad de que no sea cierta. Si a las familias se les facilita información que falta a la verdad, ¿cómo pueden tomar una decisión sensata?

Una cosa es que los docentes, como todos los trabajadores, tengan el derecho de reivindicar mejoras laborales, y otra bien distinta es hacer creer a las familias que la jornada continua sería una maravilla para la educación de sus hijos cuando en realidad no hay nada que demuestre que sea cierto, porque de otra manera nunca conseguirían convencer a las familias de las bondades de la jornada continua, y mucho menos de votar a favor del cambio de horario. Respecto a este tema, la actitud de cada docente dependerá de su ética profesional.

La Administración no debería delegar en unas familias inexpertas la responsabilidad de decidir el horario laboral del profesorado, y mucho menos cuando esta decisión afecta también a la calidad de la educación de los alumnos. Y no olvidemos que todas las comunidades autónomas pioneras en implantar la jornada continua registran en la actualidad un elevado porcentaje de fracaso escolar.

“La Administración educativa no debería entrar en el juego de ser arbitro de intereses contrapuestos: Lo que compete a la Administración educativa es decir al profesorado: “no. Ustedes quédense en la escuela todo el tiempo que les pago y resuelvan los problemas educativos que tenemos”

Los maestros van a dejar de ser un grupo social de referencia en la medida en qué sólo se preocupan de sus propios intereses… Todo el mundo sabe que tras la idea de hacer coincidir la jornada laboral de los maestros con la jornada escolar de los niños, lo único que hay son ventajas laborales para los maestros 

Si de lo que se trata es de encontrar mejoras laborales hay otras formas pero, desde luego, no se puede hacer pasar por un debate educativo lo que es un debate corporativo”

José Gimeno Sacristán, Catedrático de Didáctica de la Universitat de Valencia (“Ni padres ni maestros han de decidir sobre la jornada” (Entrevista publicada en la Revista ESCUELA).

 

.

Información relacionada:

 

.

..

 

Encuéntranos en Facebook:

4.300 razones por las que los niños no deben tener la jornada escolar continua

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 11 mayo 2010 12:48

    Ahora es en Navarra.
    Ya desde hace tiempo en Madrid, las Castillas, …
    Nunca vamos a avanzar mientras la discusión esté en tal desigualdad de condiciones:
    – por un lado los docentes, que se consideran en posesión de la fuerza y legitimidad para hacer lo que les venga en gana y con el apoyo incondicional de los sindicatos, no sea que algún profesional piense que no les apoyan y se cambien a otro;
    – por otro lado los padres, preocupados por que sus hijos aprendan en las mejores condiciones, con los apoyos necesarios y en un ambiente de igualdad. Pero que, siendo los clientes, no tienen fuerza e incluso su participación y opinión se ve despreciada por aquellos que aseguran ser los profesionales;
    – y, no se sabe muy bien donde, las Administraciones cuya voluntad de abrir un camino a una mejora educativa en algún futuro, parece nula. Ni parecen tener ningún interés en enfrentarse con los docentes y sus sindicatos, en el caso de que esto fuera necesario en el camino a ese hipotético cambio; pero tampoco parece que muevan ficha para avanzar por el buen camino. Y si el signo de las distintas Administraciones es distinto, el duelo deja completamente de lado lo fundamental: la enseñanza y los niños, para centrarse solo en razones para tirarse los platos a la cabeza.
    – y, también, para darle más sabor a este cocido, colectivos de distinto tipo; unos que objetan de noseque otros que exigen nosecuantos
    Total, aquí nadie se pone de acuerdo y la posibilidad de que en este país se inicie un proceso de cambio hacia mejorar el sistema educativo es una utopía a la nadie parece interesar situar en un plano de realidad, ni siquiera lejano.
    Desde luego algo hay que hacer.
    Pero no se me ocurre que …

  2. David permalink
    12 mayo 2010 16:11

    Estoy de acuerdo al cien por cien. Creo que un proyecto realizado por unos docentes debe ser riguroso para dar ejemplo, de lo contrario pierden credibilidad. Deberían comenzar por retirar toda la información que no se puede contrastar del proyecto. Si quieren que las familias confíen en ellos deben ser honestos.

  3. Baku permalink
    13 mayo 2010 14:13

    ¡Basta ya de engaños!
    ¿No tiene que ver con un interés laboral?
    “Con gran esfuerzo de toda la comunidad escolar y a pesar de las dificultades se ha conseguido llevar a cabo una conquista que mejora las condiciones de trabajo de los Maestros de la Región de Murcia.”
    http://www.anpe.org/jornada/jornada.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s