Skip to content

¿Qué opinan las monitoras de comedor sobre la jornada continua?

13 mayo 2010

.

.

.

.

 

“En el Colegio Pirineos (Huesca), la totalidad de monitoras de tiempo libre trabajadoras del servicio de comedor, han dado un paso al frente. Se han tragado trazas del miedo al que dirán de los/las de siempre, de los temores a no quedar bien con todo el mundo y han hecho un esfuerzo de coraje y dignidad en un colectivo acostumbrado a ser ninguneado. Por fin, le pese a quien le pese, las monitoras de comedor (hoy las del colegio Pirineos; en adelante, ojalá que todas) se han lanzado al ruedo del debate y han opinado acerca de las afecciones que para el servicio de comedor tiene la posible reducción horaria que se plantea en el citado colegio. Y lo han dejado claro.

Colegio Pirineos: las monitoras informan (Monitoras de Comedor – Aragón) 

.

.

La comunidad educativa del Colegio Pirineos votó ayer el cambio de horario y no se aprobó la implantación de la jornada continua.

 “En definitiva, que los padres y madres han optado por dejar el horario escolar como está. Esperemos que con este altísimo porcentaje queden despejadas las dudas acerca del parecer de ese sector educativo. Junto a las monitoras de comedor (voces de sensatez, pero sin voto), los padres se han pronunciado con rotundidad y en el mismo sentido.
Estaría bien que, quien deba tomar nota de ello, lo haga ya DE UNA VEZ y no pretenda jugar a fracturar, nuevamente, la comunidad educativa.”

Jornada de votación en el Colegio Pirineos  (Monitoras de Comedor – Aragón)

.

Información relacionada:

“Es legítima la pretensión de los docentes de mejorar sus condiciones sociolaborales consiguiendo una jornada intensiva y continua. Pero dicha pretensión no puede justificarse bajo un modelo educativo ficticio basado en falsedades como que mayoritariamente todo el mundo tiene jornada continua, salvo excepciones de servicios como el comercio. Quien afirma esto yerra sustancialmente por un profundo y preocupante desconocimiento de la realidad laboral de nuestra sociedad. La mayor parte de trabajadores de servicios y del sector privado no solo tienen en su mayoría jornadas partidas sino que además estas son prolongadas al extremo.

El modelo educativo no puede basarse en tratar al menor como a un operario de fábrica al que someter a una jornada educativa intensiva en horario de mañana so pretexto de conseguir la jornada laboral continua; porque dedicarse a la docencia, como en cualquier otro oficio, es una elección, y ésta debe serlo con todas sus consecuencias.

Nos quejamos de que en algunos centros no se da de comer a los niños, sino que literalmente por falta de tiempo, se les ceba como si fueran animales y todo porque se toman decisiones basadas en criterios economicistas por encima de lo que debería primar que es la educación integral del menor, incluido el tiempo dedicado a las comidas. Porque no se trata solo de que coman, sino de que aprendan a comer…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s