Skip to content

¿Quién es el responsable de cumplir con las promesas de los proyectos de jornada continua?

3 junio 2010

.

.

.

.

.

.

Cuando un colegio propone implantar la jornada continua, le profesorado elabora un “Proyecto de Mejora pedagógica y organizativa”. Las familias del centro se basan en este documento para valorar la propuesta, tomar una decisión y votar a favor o en contra del cambio de horario.

Bien… pero, ¿qué ocurre si no se cumplen las promesas del proyecto? ¿Quién es el responsable de encontrar posibles soluciones y resolver los problemas?

En principio, los responsables son los autores de un proyecto, y en este caso, los centros deberían hacer un seguimiento riguroso del mismo, comprobar si se cumple lo prometido en el proyecto, y en caso contrario, tomar las acciones correctivas oportunas para subsanar los posibles problemas.

Por ejemplo, en el folleto informativo del Colegio Anduva de Miranda de Ebro (Burgos), el centro prometió a los padres:

La oferta de actividades de nuestro Centro para el horario de tarde es de 16,00h a 18,00h y de lunes a viernes se intentará acomodar a las posibilidades que tenemos, y tendrán un carácter formativo, voluntario y gratuito.

De acuerdo a este documento elaborado por el claustro de profesores, a partir de septiembre las actividades extraescolares del Colegio Anduva serán gratuitas para todos los alumnos.

Pero, ¿qué ocurrirá si resulta que en septiembre estas actividades no son gratuitas? En principio, el centro es el responsable de solventar este problema y conseguir que las actividades sean gratuitas tal y como se prometió a los padres antes de votar. Y si no es el centro, ¿quién es el responsable?

No todas las familias disponen de recursos económicos para pagar las actividades, así que esta hipotética situación perjudicaría a los menores que no podrían participar. Además, entre las actividades prometidas se encuentran dos talleres de lectura, uno de ellos en inglés, un taller de inglés, actividades de estudio, cálculo, y si consideramos que las dificultades relacionadas con la comprensión lectura y los cálculos matemáticos son unas de las causas del fracaso escolar, esta situación crearía desigualdades ante la educación.

Por tanto, en el hipotético caso de que los niños no tuviesen actividades extraescolares gratuitas a partir de septiembre, esto significaría que la información facilitada por el claustro de profesores no era cierta e indujo a los padres a error, además de perjudicar a los niños que, por razones económicas, no podrían participar .

Otro ejemplo sería el caso de que no hubieses AMPA. Las AMPAs funcionan gracias a la participación desinteresada de padres voluntarios que dedican parte de su tiempo libre a esta asociación. Pero si los padres tienen otros compromisos y no están disponibles, puede ocurrir que el AMPA desaparezca. En estas circunstancias, si no hay AMPA, ¿quién organizará las actividades extraescolares? En principio, los centros son los responsables de subsanar el problema, porque de lo contrario se incumpliría lo prometido en el proyecto y además, se perjudicaría a los niños, aunque solamente participasen un 20% o 25% de ellos.

En definitiva, ¿quién realiza el seguimiento del proyecto, valora la experiencia de la implantación de la jornada continua, asegura que se cumplirán todas las promesas y que no se perjudicará a los niños? ¿De quién es la responsabilidad de subsanar las posibles desviaciones con respecto a las especificaciones del proyecto?

Tal vez algunos de los partidarios de la jornada continua que visitan este blog podrían responder a estas preguntas.  Muchas gracias.

.

Entrada publicada por Isabel, Aurora, Ana y Cristina (Grupo Jornada Escolar)

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Baku permalink
    4 junio 2010 18:42

    No me creo que las actividades extraescolares serán gratuitas para todos los alumnos. El coste es elevado y si la administración paga las actividades de este centro, todos los demás centros de la región se subirán al carro y reclamarán lo mismo.
    No me lo creo, ya veréis en septiembre como tengo razón.

  2. Antonio V. permalink
    6 junio 2010 7:20

    El problema de las actividades extraescolares es que no se plantean para que se realicen realmente, son solo un cebo para llevar a cabo su engaño, las dejan en manos de las AMPAS o de actividades aleatorias que ofrecen los Ayuntamientos, al final sucede que van los de siempre, el 18 % de los niños que se implican en todo, así se consigue que la escuela pública favorezca el aumento de diferencias entre alumnos.
    Y lo mejor de todo es que como los padres hemos votado a favor ellos salen libres de culpa. Es un plan redondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s