Skip to content

Más cosas sobre el “nicho” de los maestros

4 julio 2010

Por si alguien aún no lo tiene claro y necesita más concreciones sobre esa jornada “genial” de los maestros, con vacaciones “infinitas” y jornada laboral “superdescansada”, le sugiero que entre en el siguiente enlace:  “Queja estacional sobre la jornada escolar”.

Y algún apunte más de mi cosecha:
•Número de jornadas laborales de los maestros: unas 170, al año (siempre algo por debajo del límite legal…)
•Número de jornadas laborales de los trabajadores “normales”: cerca de 250 al año (y de ocho horas, y además generalmente de mañana y tarde…).

Hoy es día 1 de julio, y acabo de llegar del trabajo. Son pasadas las siete y he tenido suerte porque normalmente llego bastante más tarde. (Y, en la fábrica, desde antes de las ocho de la mañana…).
Me pregunto qué habrán hecho hoy los maestros que siguen reivindicando mejoras de su jornada laboral. ¿Habrán estado trabajando como yo? Supongo que sí, porque si no, no veo de dónde podrán sacar fuerza moral para pedir aún más de lo que ya tienen, y encima, pedírselo a los que no lo tienen…

Un comentario de un maestro en este blog: “Mi horario es genial, si solo trabajará por la mañana seria mejor y si me quedará todo el día en casa aun mejor ¿no crees?. Este año tenia una reducción de jornada de 1/3, te aseguro que de ese tercio de horas que me correspondían estar en casa haciendo mis cosas, me he pasado más horas en el colegio ayudando en mi clase y haciendo trabajo que en casa. Me aburro en casa así de simple”.

Pasando por alto las evidentes faltas de sintaxis y ortografía (esos acentos…), muy comunes en los escritos de este colectivo y que dicen poco sobre su nivel profesional, reconocen que llegan a aburrirse en casa… Claro que a nadie le sorprenderá a la vista de sus condiciones de vida… Y piden aún más, aún mejores condiciones laborales, como es su reclamación de jornada intensiva, pasando por encima de los intereses de sus alumnos.

Os propongo entréis en este enlace “¿Qué hacemos con la jornada escolar?”  para conocer más detalles sobre las características de la jornada escolar en España, que es sorprendentemente la misma que la jornada laboral de los maestros. ¿Por qué? ¿Por qué no trabajan ahora, en verano, como los demás, con un único mes de vacaciones? Estoy seguro que se les puede encontrar ocupación, aunque los niños estén de vacaciones, por cierto, excesivamente largas. Por ejemplo, es un buen momento para la formación, liberando de esta tarea el periodo de clases.

Extraigo algunos comentarios del enlace: “ los días lectivos son menos de la mitad de los días del año. Datos que evidencian cómo, paso a paso, el calendario escolar no ha dejado de reducirse a lo largo de los años. Así, no ha habido una sola reforma del calendario o el horario escolares que no haya consistido en reducirlos, al tiempo que por la vía de los hechos se han venido imponiendo vacaciones y fiestas como la denominada ‘semana blanca’; la llamada ‘jornada continua’ se ha vuelto indiscutible (sin ningún tipo de actividad complementaría por las tardes), y la reducción de horario escolar en junio y septiembre es una realidad a pesar de su falta de justificación. El resultado es que al finalizar la enseñanza obligatoria nuestros alumnos reciben el equivalente a dos años menos de clase que en países como Alemania, Bélgica, Irlanda u Holanda. De igual forma que tanto en la Educación Primaria como en la Secundaria Obligatoria el volumen de horas que imparten clase nuestros docentes es el quinto más bajo entre los países europeos, según estudios del profesor F. Pedró. Todo ello a pesar de que el principal recurso de la escuela, lo más importante que ésta ofrece al alumno, es el tiempo escolar”.

O este otro: “Por no hablar de que los profesores disponen de una parte importante de su tiempo pagado para dedicarlo a la preparación de las clases, la renovación de los programas o el perfeccionamiento profesional y que, aunque muchos lo hacen, otros muchos no. Así, la autonomía profesional se traduce para muchos en simple tiempo libre retribuido. Confundiéndose de forma interesada la reducción del horario lectivo de los profesores con la reducción de su horario laboral, que es cosa bien distinta”.

Termino con éste: “Por otro lado, con respecto a las condiciones en que los docentes desempeñan su labor, junto al bajo volumen de horas que pasan frente a los alumnos, hay que significar que el tamaño de las clases en los centros públicos es reducido y el ratio de alumnos por profesor es bajo. En definitiva, las condiciones en que desempeñan aquí su labor los profesores podrían ser consideradas como envidiables con respecto a las de sus homólogos de otras comunidades y países de nuestro entorno. De modo que la sobrecarga de trabajo que en ocasiones se viene aduciendo para oponerse a nuevas actividades parece que no deja de ser, como se suele decir, una disculpa de malos pagadores -en este caso, de malos cumplidores-. Si a lo anterior le añadimos el rechazado, más o menos solapado, a dar cuentas de la labor docente, es decir, a que se evalúe la calidad del trabajo del profesor en el aula, el panorama que se vislumbra no es otro que el de un permanente empeño por subordinar los intereses y objetivos públicos (los del alumnado, la comunidad del entorno y la sociedad global) a los intereses y objetivos privados (de cada profesor) y corporativos (del conjunto del profesorado).

Así es que mucho se agradecería que el sindicalismo responsable -y especialmente el sindicalismo confederal- no se dejase arrastrar por esa deriva corporativista. Y que bien estaría que se hiciese compatible la defensa de los intereses laborales sin perjudicar a los beneficiarios, por el bien de la escuela pública como servicio público. Aunque a la vista de próximas convocatorias de huelga, abusivas e injustificadas, poco confiamos en ello”.

Lo dicho: un auténtico “nicho de mercado”, éste de los maestros…

Acabo, con un poco de humor, con un consejo para algún maestro catalán, de estos que están
manteniendo como rehenes a sus alumnos: he leído varias veces en sus reivindicaciones la frase “….LOS MAESTROS HICIERON VAGA…” Maestros, para los castellanohablantes nos viene directa la asociación de esas dos palabras…

Post publicado por Javier (Grupo Jornada Escolar)

.

Información relacionada:

Anuncios
32 comentarios leave one →
  1. 5 julio 2010 7:47

    A este tema, la verdad, cada vez le veo peor y más dificil arreglo:

    Una panda de desarrapados padres, profundamente interesados por sus hijos y ávidos de explicaciones, no se dejan convencer por cualquier milonga, venga de quien venga.

    Frente a ellos, una legión de unos 300.000 profesores públicos junto con sus sindicatos, que se permiten el lujo de denostar y empequeñecer a aquellos padres y cuyo objetivo parece, únicamente, vivir demasiado bien.

    Lo que me gustaría saber es, si entre estos separamos la paja del grano ¿cuantos quedan?

    Luego, algunos políticos se jactan de “que los padres de tal sitio prefieren la enseñanza concertada y privada…”. No es que la prefieran es que entre ellos (los políticos) y los otros (la paja entre los maestros) no dejan otra alternativa, puestos a mirar por el futuro de nuestros hijos.

  2. 19 octubre 2010 23:10

    Pues si tanto te gusta el horario, las condiciones, el trabajo… y eres tan listo. ¿Por qué no eres maestro señorito Javier?

    • Hertzios permalink
      23 octubre 2010 9:12

      wattios, ¿qué te hace pensar que Javier quiera ser docente?
      Sólo está dando su opinión, no está diciendo que le guste el trabajo de docente ni que le gustaría serlo.
      Es más, ¿por qué cada vez que un padre habla del horario laboral del profesorado, a alguien se le ocurre sugerirle ser docente?

    • Javier permalink
      23 octubre 2010 18:06

      Para Watios:

      No Wattios, no me gusta el horario, ni las condiciones, ni el tipo de trabajo de los maestros porque son propios de un “nicho de mercado” que funciona fuera de las reglas normales de la competencia. En general, creo que su recompensa económica es superior al esfuerzo que realizan, en comparación con el resto de trabajadores de este país. Esto se agrava por el rechazo que demuestran a la evaluación de su rendimiento, como comento en la entrada. Por supuesto, siempre hay excepciones que confirman la regla. Y hablo de los funcionarios docentes, no de los que trabajan en la educación privada.

      Todo esto, esta vida “muelle” y sin asumir responsabilidades no me preocuparía si no fuera por la, en mi opinión, evidente relación con la alta tasa de fracaso escolar de sus alumnos. Si se evaluara en serio su responsabilidad en el éxito o fracaso futuro de sus alumnos creo que nos encontraríamos con conclusiones muy interesantes…

      Pero, Wattios, entra, te lo ruego, en el fondo de los comentarios que expongo en la entrada: ¿de verdad crees que en medio de la crisis actual son razonables las condiciones laborales tan relajadas de este colectivo, por comparación con el resto de trabajadores del país? Y sin ningún riesgo de perder su “chollo”, de espaldas y sin pensar en la suerte de los millones de parados de nuestro país. Si yo estuviera en su lugar haría como los controladores aéreos hasta que se destapó su nicho de mercado (o “chollo” para los amigos): esconderme y disfrutar de mi suerte, sin airearlo a los cuatro vientos para que se entere el resto de la sociedad. Ese es el gran error que, en mi opinión, están cometiendo al exigir, manipulando a muchos padres, una nueva mejora laboral como es la jornada intensiva. Son tan ingenuos que se están tirando piedras sobre su propio tejado (o tal vez tan prepotentes, viendo que no tienen nada que temer con unos sindicatos y una Administración tan dóciles a sus demandas…)

      Estoy convencido que de podríamos dar un gran salto de mejora de calidad de la educación el día que a este colectivo se le exija el esfuerzo y responsabilidad al nivel del resto de los trabajadores, en línea con lo comentado en la entrada. Y si no se hace, el futuro de la educación pública es muy negro, los padres acabarán dándose cuenta de la situación y en cuanto puedan, se irán pasando a la privada para asegurar un menor riesgo de fracaso escolar para sus hijos.

      Por último, Wattios, contesto a tu pregunta: no, no me interesa trabajar de maestro, aunque sea tan fácil de lograr y tan cómodo de vivir. Ten en cuenta que algunos tendremos que dedicarnos a la economía productiva, y más en estos tiempos de crisis, para poder generar recursos económicos con los que pagar a los servicios, entre ellos el de la educación…(En todo caso, tal vez no hubiera llegado a la nota de corte en la universidad, yo sólo me quedé en un 9.5 sobre diez…).

  3. Rosa permalink
    22 octubre 2010 11:58

    Muy bien, Javier:

    Todos los profesores son unos vagos, que lo único que quieren es tiempo libre.

    Todos los médicos, unos chupasangre, que solo buscan la factura, en lugar de curar a las personas.

    Todos los políticos, unos acomodados, que hacen cualquier cosa con tl de estar en el sillón.

    Todos los autónomos, unos estafadores, porque no declaran todos sus ingresos.

    Todas las amas de casa, unas mantenidas, que no hacen nada más que tomar café y bollos, en lugar de “sus labores”.

    Y así seguiríamos con todas las profesiones. No sé la tuya, pero me pareceque eres un poco vago, porque mi marido, el mismo día que indicas, entró a trabajar a las ocho de la mañana y salió a las ocho de la noche. Claro que como el negocio es suyo, él se lo guisa y él se lo come.
    Tampoco sé lo que hiciste en tu trabajo (¿en qué trabajas? Seguro que hay algún otro tópico sobre ello). Puede que estar navegando por internet, si eres oficinista (porque, como todo el mundo sabe, todos los oficinistas se pasan el día navegando por internet).

    Los maestros de mis hijos son maravillosos. No sé el tiempo libre que tienen, ni me importa. Hacen bien su trabajo.
    Lamento que tus profesores hayan sido tan malos, como para criticar su labor. Me parece pura envidia.

    • Javier permalink
      23 octubre 2010 18:44

      Rosa, no me agrada que me insultes, llamándome vago por mi jornada concreta del día que publiqué la entrada. Espero una disculpa por tu parte. En todo caso, incluyo lo escrito literalmente:

      “Hoy es día 1 de julio, y acabo de llegar del trabajo. Son pasadas las siete y he tenido suerte porque normalmente llego bastante más tarde. (Y, en la fábrica, desde antes de las ocho de la mañana…).”

      Pero si te empeñas en comparar con el de tu marido, no parece que haya mucha diferencia entre ambos horarios, por lo que también estás tildando de vago a tu marido…(esto ahora se lo cuentas con mucha suavidad…). Por cierto, como me has “tocado la fibra” te añadiré que muchas veces llego bastante más tarde de las ocho de la tarde, y no son pocas las noches que, con problemas en la fábrica, llego bastante – no, mucho- más tarde…Sin contar con las múltiples guardias de fin de semana y otros “detalles” como seguir trabajando en casa por la tarde-noche vía ordenador. Y la empresa no es mía, el esfuerzo se lo llevan otros, no como en tu caso, que él “se lo guisa y él se lo come”, es decir, que todo va “pa la saca”. No es lo mismo, Rosa, no es lo mismo, no presumas de ello…

      Entrando ya en materia, te recuerdo que “las generalizaciones son odiosas”, te recomiendo que no digas esas cosas de los maestros porque los hay con responsabilidad y vocación que no se merecen estos adjetivos que les has puesto…

      En cuanto a mi profesión concreta, aparte de lo dicho más arriba, no te interesa ni a tí ni a nadie de este foro, por no aportar nada a estos debates sobre la calidad de la educación. Te basta saber que soy un padre concienciado con el futuro de mis hijos, y no quiero que se ponga en riesgo por la progresiva degradación de la calidad de educación que estamos viendo y el cada vez mayor fracaso escolar que estamos sufriendo.

      No seré yo quien esconda la cabeza bajo el ala y no me preocupe de las malas señales que estoy viendo en el entorno escolar, señales de relajación del esfuerzo, tanto de maestros como de alumnos (probablemente en parte inducida por los primeros) y señales de irresponsabilidad por parte de los maestros al exigir mejoras laborales que van en contra de la calidad de la educación de sus alumnos, como es la exigencia de la jornada continua. Por cierto manipulando con frecuencia a muchos padres crédulos y poco concienciados con la calidad de la educación, haciendo pasar la jornada intensiva como una “mejora de calidad educativa”.

      Me parece estupendo que los maestros de tus hijos sean maravillosos, pero no estaría de más, te lo recomiendo, que reflexiones sobre los temas que he introducido en esta entrada. No los desdeñes sin más.

      Por último, estoy releyendo mi entrada y no encuentro en ningún sitio referencia a mis maestros. ¿De dónde sacas que hayan sido tan malos y dónde critico su labor?. ¿Por qué tendría que tener envidia? Creo haber escrito en general, de temas generales, sin personalizar en nadie. Te sugiero que te vuelvas a leer la entrada, pero esta vez “sin orejeras”, y si tienes algún comentario interesante y “de fondo”, lo escribes y lo debatimos, si procede.

      Un saludo (a la espera de tus disculpas).

      • Rosa permalink
        26 octubre 2010 16:50

        Javier, si te he llamado vago es porque comparas tu jornada de trabajo con la de los profesores, mencionando lo mucho que trabajas y lo poco que lo hacen ellos.
        Si comparas tu jornada con la de otros, verás que tú trabajas más que unos, y menos que muchos. Haz las cuentas bien: tú llegas a casa a las siete de la tarde. Mi marido sale del trabajo a las ocho.
        Si esperas mis disculpas, deberás disculparte tú antes delante de todos los profesores a los que estás ofendiendo: No hace falta poner palabras directas para insultar, y lo que tú haces es eso mismo, incluso con la “vaga” frase final. Pero todos podemos jugar a lo mismo: retiro lo de vago; digamos simplemente que trabajas menos que la media de personas que yo conozco y que, desde luego, podrías trabajar mucho más.
        Dices que trabajas en casa, vía ordenador. Curioso. Los docentes que yo conozco también se llevan el trabajo a casa, corrigiendo exámenes y preparando ejercicios.
        Y si, como dices en otro escrito, algunos “tenéis que dedicaros a la economía productiva”, eso también es “fácil de lograr y cómodo de vivir”. Otros nos dedicamos a crear empleo para que vosotros produzcáis. Y eso sin haber tenido un 9’5 sobre diez, sino un simple graduado escolar. Lo que mi marido se lleva “a la saca”, sirve para dar de comer también a otras familias, como te da a ti de comer tu jefe (le he enseñado a mi marido tu escrito, sin suavidad ni nada, y todavía se está riendo…dice que quizás tu jefe solo haya sacado un 9).
        __________
        Vine a este blog porque, según ponía en su inicio:
        “El objetivo del mismo es ser un lugar de intercambio de experiencias y de reflexión, donde caben todas las opiniones, tanto favorables a la jornada continua como favorables a la jornada partida.
        El único interés que nos guía, es favorecer la comunicación y el diálogo para encontrar lo mejor para los niños.”
        En el escrito que encabeza esta página no me parece que hable sobre ello, ni que favorezca la comunicación y el diálogo.
        Soy defensora de la jornada partida, porque me parece que es lo mejor para mis hijos, pero eso no quiere decir que esté en contra de los profesores, ni que piense que su jornada laboral debe ser mayor, solo para que sea como la mía. Eso sí es envidia.
        Si quieres ver jornadas laborales cómodas, mi cuñado es policía municipal. No solo tiene más días libres al año que un profesor, sino que en el tiempo en que no trabaja no tiene que preparar nada para el día siguiente. Y mi marido tiene un amigo bombero que tiene todavía más días libres que mi cuñado. También me apetecería trabajar lo que vi un día en el notario, cuando vino el titular, firmó unas cuantas actas y se marchó otra vez. Mi desconocimiento de su trabajo podría hacerme suponer que solo hace eso en todo el día.
        Y así, todas las profesiones, cada una con sus características y horarios. Si los profesores tienen ese horario, ¿no se te ocurrido pensar que quizás es el más adecuado también para la docencia? Mi marido (sin estudios superiores, el pobre) me dijo una vez: “si tuviese que tener delante de mí a veinticinco clientes o proveedores, cada uno con su pedido o historia particular, y atenderles a todos a la vez, entendería lo que llevan adelante los profesores.”
        _______
        Por si no te habías dado cuenta, las generalizaciones en mi caso fueron una ironía, y me parece que en el tuyo no fue así. Te voy a devolver la recomendación:” no digas esas cosas de los maestros porque los hay con responsabilidad y vocación que no se merecen estos adjetivos que les has puesto…” Ni vagos, ni poco trabajadores, ni todos cometiendo faltas de ortografía.
        De todas maneras, tú dices que escribes “en general, sin personalizar en nadie”. Creo que a esto se le llama generalizar, que es lo que pides que no haga.

        Dices que tu profesión no interesa, por no aportar nada a estos debates sobre la calidad de la educación. Tampoco el escrito de arriba aporta nada a la lucha por la jornada partida, sino que arroja más leña al fuego de la lucha entre padres y profesores.
        _______________
        No suelo usar orejeras nada más que en invierno, para el frío. Quizás tú tengas que hacer donación de testosterona, para quitarte mala leche, o tomar un poco más de All-Bran. Y mi comentario me parece tan interesante y menos interesado que el tuyo. Te repito que yo lucho a favor de la jornada partida, no contra los profesores. Tú sabrás qué te han hecho. Tú mismo dices que fueron buenos profesores (lo demuestra tu 9’5), con una jornada parecida a los de ahora.

        Yo tampoco escondo la cabeza bajo el ala (bastante tengo con las orejeras), y lucho por lo que creo. Pero no pienso que el resto de los padres sean “padres crédulos y poco concienciados con la calidad de la educación”. Seguro que ellos tampoco tuvieron un 9’5 y no saben tanto como tú.

        Un saludo (te presentaré mis disculpas cuando aprendas lo que eso significa y hagas lo mismo; puedes buscar un buen profesor que te enseñe…en sus ratos libres).

      • Grupo Jornada Escolar permalink*
        26 octubre 2010 20:03

        Hola Rosa,

        Efectivamente, este foro está abierto a todas las opiniones, pero por favor, argumente su postura sin faltar al respeto a las demás personas que comentan aquí, de lo contrario nos veremos en la obligación de eliminar su comentario.
        Gracias por su comprensión.

        Un saludo
        Grupo Jornada Escolar

      • Rosa: los insultos sobran permalink
        26 octubre 2010 20:06

        Rosa, creo que te has confundido de foro, en éste los foreros no se insultan para defender su postura, sino que usan argumentos. No deberías seguir insultando a Javier, entre otras cosas, lo de la testosterona y del All Bran sobra, de verdad, te has pasado y te estás retratando. Si quieres tener credibilidad, intenta utilizar argumentos convincentes, razona tus respuestas y respeta a los demás.

  4. Para Rosa permalink
    22 octubre 2010 12:32

    Rosa, creo que no acabas de entender lo que ocurre con la jornada continua, ni lo que están explicando los padres en este blog.
    Hay docentes en este país que quieren tener la jornada laboral continua, y para conseguirlo, no les importa engañar a los tutores de sus alumnos.
    Te invito a leer las dos últimas entradas de este blog:
    https://blogjornadaescolar.wordpress.com/2010/10/07/las-mentiras-del-profesorado-sobre-la-jornada-continua/

    Hay muchos docentes que no han accedido a la profesión por vocación, sino porque no han podido estudiar la carrera que realmente les hubiese gustado, o porque es un trabajo cómodo, que les permite conciliar la vida familiar y la vida laboral, y contrariamente a los trabajadores de los demás sectores, aunque hagan muy mal su trabajo y no se reciclan, no los pueden despedir.
    No es envidia, es la realidad.

    Por otra parte, es cierto que también hay muchos excelente docentes en este país que se preocupan por la educación de sus alumnos.

    • Rosa permalink
      26 octubre 2010 17:06

      Hola, Desconocido.

      Entiendo perfectamente lo que ocurre con la jornada continua. Ya van dos veces que se ha tratado de poner en el centro de mis hijos, y dos veces que la hemos echado atrás.

      Lo que no me parece bien es que se confunda la lucha contra la jornada continua con la lucha contra los profesores, como se ha hecho en la portada de esta página.
      La opinión de que hay muchos (desconozco si en número o en proporción) docentes que lo son porque no han podido estudiar otra cosa o porque es un trabajo cómodo, es particular, y muy discutible. A mí no me parece cómodo trabajar con 25 niños a la vez, pero es mi opinión.
      Que no se les pueda despedir no es cierto. Sí es cierto que es muy difícil, y que implica un expediente disciplinario.

      Pero ninguna de estas cuestiones, por muy ciertas o falsas que sean, aportan nada a la lucha por la jornada partida. Solo echan leña al fuego.

      Ahora habrá quien diga que también tiene que ver con la calidad de la educación. Por supuesto. Como otras muchas cosas: cambio de leyes cada dos por tres, problemas con los transportes, que las administraciones tarden uno o dos meses en poner sustitutos a las profesoras de nuestros hijos, la poca preocupación de muchos padres (muchos en cantidad, no en proporción), o la mala adecuación de algunas instalaciones… pero eso son cosas que habría que abordar en su totalidad. Ahora estamos hablando de la jornada partida o continua. O por lo menos eso pone en la página “Quienes somos”:
      “El objetivo del mismo es ser un lugar de intercambio de experiencias y de reflexión, donde caben todas las opiniones, tanto favorables a la jornada continua como favorables a la jornada partida.
      El único interés que nos guía, es favorecer la comunicación y el diálogo para encontrar lo mejor para los niños.”

      Yo también creo que hay muchos docentes que se preocupan de verdad por la educación de nuestros hijos. Muchos más que de los otros. Y lo siento por ellos si su jornada tiene que ser partida, pero creo que es mejor para los niños.

    • Para Rosa permalink
      26 octubre 2010 18:48

      Rosa,

      Yo creo que tú no entiendes lo que ocurre con la jornada continua.
      ¿Has leído alguna de las entradas que se han publicado últimamente en este blog?
      Y es que te indigna que un padre se atreva a analizar la profesión docente para intentar comprender por qué razón una parte de este colectivo actúa con tan poca profesionalidad en lo que se refiere a la jornada continua, mientras no parecen molestarte las dos últimas entradas de este blog que se titulan “las mentiras del profesorado sobre la jornada continua”. No te gusta el título del post de Javier, pues aquellos si que son títulos fuertes, muy fuertes.

      En este blog no hay ninguna lucha. Aquí hay unos padres que denuncian una realidad vergonzosa en este país: hay docentes que están abusando de la confianza de los tutores de sus alumnos para mejorar sus condiciones laborales. No voy a repetir lo que los padres han dicho un montón de veces en sus comentarios y en las entradas que publican, pero no puedes negar que la jornada continua es una reivindicación laboral del profesorado para mejorar sus condiciones de trabajo, y que no existen razones educativas ni pedagógicas que justifiquen el cambio de horario, aunque muchos docentes afirman lo contrario sin nunca demostrar que dicen la verdad.
      En este enlace encontrarás más información:
      http://jornadacontinuaypartida.wordpress.com/por-que-genera-polemica-la-jornada-escolar/

      • Rosa permalink
        26 octubre 2010 21:08

        Ya estamos con que no entiendo.

        He leído muchas de las entradas de este blog. La mayoría de ellas, relacionadas con la jornada partida y continua, con mejores y peores modos, palabras más duras y palabras menos duras.

        En el texto que encabeza esta página solamente hay un pequeñísimo párrafo relativo a la jornada escolar referida al alumnado. El resto son veladas (y no tan veladas) alusiones a la ineficacia del profesorado, la cantidad de tiempo libre que tienen, las faltas de ortografía que cometen, sus largas vacaciones, lo malos cumplidores que son, además del chiste malo sobre la asociación de “vago” y “maestro” (menos mal que no insulta).

        Y si este blog no es una lucha, sí es un “BLOG DE INTERCAMBIO DE INFORMACION SOBRE LA JORNADA ESCOLAR CONTINUA Y PARTIDA“. Si no lo es, habría que cambiar el título del mismo.

        La entrada que mencionas en el enlace ya la había leído, gracias. Trata precisamente de las reivindicaciones laborales de los docentes sobre la jornada continua, y estoy en desacuerdo con ellas. Precisamente es sobre lo que habría que hablar en el blog (repito, según el título del mismo).

  5. Javier permalink
    26 octubre 2010 18:30

    Para Rosa:

    Continuas con los insultos. Es triste y no te voy a responder, aunque te recuerdo que yo no te he lanzado ninguno. Es lo típico que me estoy encontrando en estos comentarios: no se suele entrar a discutir opiniones sino a lanzar insultos. En fin, ya se sabe que “no ofende quien quiere sino quien puede”… y desde luego, éste no es tu caso.

    • Rosa permalink
      26 octubre 2010 21:18

      No, a mí, ni a mi marido, al que le hablo suavemente, no nos has lanzado casi ninguno. En cuanto me quite las orejeras, leo lo que escribas.

      Pero ya veo que el refrán es al revés. No he querido ofenderte, pero por lo visto, he podido.

      Adios, Nueveconcinco.

  6. Rosa permalink
    26 octubre 2010 21:16

    Para el Grupo Jornada escolar y para Rosa: los insultos sobran.

    Totalmente de acuerdo. Sobran en todos los sentidos, de manera velada y dichos por todo el mundo y para todo el mundo.

    Veo que se defiende a quien está dentro del grupo, pero no lo que se supone que hay que defender.
    Sin queréis borrar los mensajes que no os interesan, estáis en vuestro derecho, es vuestra página. Y si en mi mensaje no habéis encontrado ninguna argumentación, deberéis pensar en aprender a leer.

    Seguid luchando contra el profesorado. Yo buscaré otro foro en el que se luche por nuestros hijos.

    Adios.

    • jpq permalink
      26 octubre 2010 22:25

      Gracias Rosa,

      Una más que aclara cómo son las cosas en este foro

    • Grupo Jornada Escolar permalink*
      27 octubre 2010 7:09

      Buenos días jpq,

      Gracias por comentar en este foro.
      Como defensor de la jornada continua, y con el objetivo de hacer avanzar este debate, le estaríamos agradecidos si pudiese facilitarnos la siguiente información:

      1. ¿Cuáles son las mejoras educativas y pedagógicas de la jornada continua?
      2. ¿Cuáles son las referencias bibliográficas de los documentos y estudios que supuestamente demuestran que la jornada continua mejora el rendimiento de los alumnos y reduce el fracaso escolar?
      3. ¿Cuáles son el nombre y los apellidos de los expertos y especialistas que supuestamente recomiendan la jornada continua para mejorar la educación de los alumnos?
      4. ¿Por qué razón los docentes en los proyectos de jornada continua, no recogen la opinión de la CEAPA, de las FAPAs y de algunos expertos sobre la jornada escolar?

      Muchas gracias.

      Un saludo
      Grupo Jornada Escolar

      • jpq permalink
        27 octubre 2010 18:34

        Sr. moderador:

        Ya he respondido a todo esto en otro hilo del foro.

        Puedo volver a responder aquí, pero no sé si sería repetir mucho las mismas cosas

        Como usted prefiera

        gracias

      • Grupo Jornada Escolar permalink*
        28 octubre 2010 7:13

        jpq,

        Le estaríamos agradecidos si pudiese contestar aquí, en esta entrada, a las cuatro preguntas anteriores.

        Un saludo

      • Libertad permalink
        28 octubre 2010 12:46

        Sr Jpq,

        He estado buscando sus respuestas a las preguntas que usted afirma ya haber respondido en otros hilos:

        1. ¿Cuáles son las mejoras educativas y pedagógicas de la jornada continua?
        2. ¿Cuáles son las referencias bibliográficas de los documentos y estudios que supuestamente demuestran que la jornada continua mejora el rendimiento de los alumnos y reduce el fracaso escolar?
        3. ¿Cuáles son el nombre y los apellidos de los expertos y especialistas que supuestamente recomiendan la jornada continua para mejorar la educación de los alumnos?
        4. ¿Por qué razón los docentes en los proyectos de jornada continua, no recogen la opinión de la CEAPA, de las FAPAs y de algunos expertos sobre la jornada escolar?

        Me gustaría mucho conocer su punto de vista y su argumentación concreta para acabar de formar mi opinión. Por favor necesito sus respuestas.

        Gracias

      • Cristina permalink
        28 octubre 2010 13:00

        jpq, en numerosas ocasiones he hecho estas mismas preguntas al profesorado que comenta en este blog y nunca he recibido respuestas. Así que te agradecería que me contestaras porque no he sabido encontrar tus respuestas en el blog.
        Un saludo

      • jpq permalink
        28 octubre 2010 16:38

        El hilo en donde se encuentra toda la discusión de la que hago referencia es este:

        https://blogjornadaescolar.wordpress.com/2010/02/16/%C2%BFque-opinan-los-docentes-sobre-la-jornada-continua/

        Pero para hacer un resumen:

        1. ¿Cuáles son las mejoras educativas y pedagógicas de la jornada continua?

        Ninguna. No hay diferencias significativas de rendimiento entre las dos jornadas. Esta era mi opinión sin leer ningún estudio.

        2. ¿Cuáles son las referencias bibliográficas de los documentos y estudios que supuestamente demuestran que la jornada continua mejora el rendimiento de los alumnos y reduce el fracaso escolar?

        No hay. Pero revisando algunos de los estudios que ustedes recomiendan, me encuentro con el del Sr. Enguita. En su estudio llega a la conclusión que no encuentra diferencias significativas. Explico dónde lo dice y otras curiosidades de este estudio en el otro hilo. También he puesto link en el otro hilo de un estudio en el que se llega a la misma conclusión. Ah, sí, y otro en inglés que también concluye lo mismo. Por cierto, muy pocas cosas en inglés del tema, se ve que allí tienen jornada continua y ni se plantean que puedan existir otras cosas. Así les va.

        Pero la fiabilidad de estos estudios a mi entender es limitada. El método empleado en todos ellos no resulta de mi agrado.

        3. ¿Cuáles son el nombre y los apellidos de los expertos …

        La respuesta ya está en la pregunta anterior

        4. ¿Por qué razón los docentes en los proyectos de jornada continua, no recogen la opinión de la CEAPA, de las FAPAs y de algunos expertos sobre la jornada escolar?

        No lo sé. Aquí dónde vivo yo no tenemos debate, hay seis horas en jornada partida y punto.

        Conclusión :

        1) Mi deseo es que cada uno pueda escoger la jornada escolar de su hijo en función de sus necesidades y preferencias (explico las mías en el otro hilo). Pienso que puede hacerse. Para su tranquilidad, si esto se hiciera así, los docentes estarían obligados a trabajar por las tardes.

        2) Creo que en estos momentos la educación esta hecha un desastre. (Alumnos de 15 años que no saben dividir 131/2, esto lo he visto yo y mi escalofrío). Pienso que la responsabilidad es de todos. Pero especialmente de la administración. Hay que estar dentro para ver lo que se cuece. Creo que un foro de este tipo en donde se cuente con todos puede ser muy positivo. Si se trata de machacar a una pieza fundamental (docentes) desde la otra (padres) o viceversa, no hacemos sino empeorar las cosas. Creedme, la mayoría de profesores estamos muy tristes de ver lo que hemos de ver cada día y lo poco que podemos hacer para arreglarlo.

        3) Hay cosas mucho más importantes que la jornada. La ratio, por ejemplo. La disciplina, el respeto al aula… Yo estoy hablando de secundaria, que es lo que conozco, no me preguntéis qué pasa en primaria porque no lo sé.

        Y sí, yo sufro por mi hijo. Tanto o más que los que no ven a diario lo que hay dentro de las aulas y la debacle imparable del nivel educativo y cultural de este país.

        Y me gustaría debatir, aportar experiencias y acciones con vosotros, pero no puedo aceptar hacer este esfuerzo de escribir el pedazo de rollo este, si lo que recibo son acusaciones personales a mí directamente o al gremio al que por suerte o desgracia todavía pertenezco.

        Saludos

    • Cristina permalink
      28 octubre 2010 12:57

      Rosa, los padres de este blog no están luchando contra el profesorado. Y si no estás de acuerdo con lo que Javier explica en su entrada, ¿por qué no nos explicas tus razones? Gracias.

  7. Grupo Jornada Escolar permalink*
    27 octubre 2010 6:57

    Hola Rosa,

    El objetivo de este blog es ofrecer a los miembros de las comunidades educativas, un espacio para debatir el tema de la jornada continua, y es cierto que aquí caben todas las opiniones. Lo único que pedimos, es que los autores de los comentarios argumenten su postura y respeten a los demás participantes.

    Este blog lleva funcionando más de dos años, y como es lógico, los posts y los comentarios han evolucionado, y si al principio los padres solamente exponían el problema de la jornada continua, ahora están buscando explicaciones y soluciones a este problema que cada año daña irreversiblemente la convivencia en las comunidades educativas.

    Aquí los padres no están luchando contra el profesorado, no tendría ningún sentido, y en numerosas ocasiones hemos invitado a los docentes que visitan este blog, a explicar en qué consisten las mejoras educativas y pedagógicas de la jornada continua, a facilitar a las familias todos estos documentos y estudios que supuestamente demuestran que la jornada continua mejora el rendimiento de los alumnos, o simplemente facilitar el nombre de los expertos que supuestamente recomiendan la jornada continua para mejorar la educación de los alumnos. Lamentablemente, aunque muchos docentes comenten en el blog, nunca responden a estas preguntas, y lo más decepcionante es que estos profesionales suelen decir que se sienten ofendidos antes de despedirse del foro.

    Este foro está moderado, defendemos y defenderemos a todas las personas que argumentan su posición, independientemente de su opinión respecto a la jornada escolar.

    Finalmente, otro objetivo de este blog es defender una educación en las mejores condiciones posibles para todos los alumnos. Sentimos que no lo interprete de esta manera.

    Un saludo
    Grupo Jornada Escolar

    • jpq permalink
      27 octubre 2010 18:55

      Sr. moderador:

      Difiero en lo siguiente :

      “El objetivo de este blog es ofrecer a los miembros de las comunidades educativas, un espacio para debatir el tema de la jornada continua, y es cierto que aquí caben todas las opiniones.”

      Ustedes demuestran continuamente que cualquier opinión favorable a la jornada continua NO es bienvenida. Y si el que opina es un maestro, directamente ya no es bienvenido opine lo que opine.

      Para ver algun ejemplo, pueden leer las aportaciones y respuestas de un tal “padre, profe y mas cosas”. O las mías sin ir más lejos

      Es normal que en un foro haya personas que pierdan las formas, yo mismo podría haberlo hecho en algún momento, pero lo que demuestra que en este foro sólo cabe una opinión son los toques de atención de la moderación, que solo se dirigen a los que no defienden la jornada partida. El ejemplo de Rosa es el más reciente, cuando se le afea su conducta mientras se permite y vitorea la publicación de un artículo en el que se falta al respeto a todo un colectivo.

      Saludos

    • Grupo Jornada Escolar permalink*
      28 octubre 2010 10:07

      jpq,

      La moderación de este foro ha intervenido en contadas ocasiones y le invitamos a revisar cada uno de los comentarios que se han publicado en este blog para comprobarlo. Además, en este enlace podrá leer una de nuestras últimas intervenciones debido a un comentario inapropiado de un partidario de la jornada partida publicado con el nick “Ganaremos”.
      Nos parece por tanto, que su comentario carece de fundamentos.

      En el post, el autor expresa su opinión personal y reproduce algunos extractos de un artículo publicado en la prensa al principio de este año. Si Usted no está de acuerdo con esta información, le invitamos a expresar aquí su opinión.
      De momento, Usted ha intervenido en tres ocasiones en esta entrada y todavía no ha explicado por qué razones difiere de la opinión del autor de este post o del autor del artículo.

      Saludos

  8. Grupo Jornada Escolar permalink*
    28 octubre 2010 7:14

    Hola a todos,

    Entendemos que las opiniones que se publican en este blog pueden no ser del agrado de todos los miembros de la comunidad educativa, y en tal caso, les invitamos a participar en el debate. Todas las opiniones son bienvenidas, independientemente de que sean favorables o no a la jornada continua. Lo único que les pedimos es que argumenten sus posturas y respeten a los demás participantes.

    Desafortunadamente, anoche tuvimos que retirar algunos comentarios por ser irrespetuosos y ofensivos.

    Con el fin de asegurar el buen funcionamiento de este blog, a partir de ahora, todos los comentarios serán moderados antes de ser publicados.
    Lamentamos los inconvenientes que este sistema pueda ocasionar.

    Un saludo
    Grupo Jornada Escolar

  9. Respuesta para Rosa permalink
    28 octubre 2010 12:46

    Rosa,
    Yo creo que el contenido de este post y del artículo son ciertos. En este documento encontrarás más información sobre la selección y la formación del profesorado en Finlandia y en España:

    “La selección y formación del profesorado: clave para comprender el excelente nivel de competencia lectora de los alumnos finlandeses”

    (Javier Melgarejo Draper, Director del colegio Claret de Barcelona. Ldo. en Psicología y Dtor. en Pedagogía)

    http://www.revistaeducacion.mec.es/re2006/re2006_14.pdf

  10. Enlace para Rosa permalink
    28 octubre 2010 15:33

    Hola Rosa,

    Tal vez este post te puede interesar, lo ha escrito un docente:

    http://elblogdejuanjo.wordpress.com/2008/02/18/una-isla-y-algunos-balones-fuera/

    “… a día de hoy nadie me quita de la cabeza una idea que hace poco le comentaba en persona a Illaq y digo con total claridad: el problema de la educación en España somos los profesores…”

    “… Este gremio nuestro es un colectivo acomodado, temeroso al cambio, apoyado en sindicatos bastardos y cobardes, funcionarios de horarios cómodos, perpetuadores de esa estrategia psicológica que consiste en quejarse de todo para distraer la atención sobre uno mismo…”

Trackbacks

  1. Recortes de la Prensa Seria (tomado de El Jueves) | En Mi Colegio
  2. Cinco preguntas al profesorado sobre la jornada continua « Educación y Jornada Escolar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s