Skip to content

El incumplimiento de las mejoras descritas en los proyectos de jornada continua

22 septiembre 2010

.

.

.

.

.

.

En el post ¡Jugar a la calle! publicado en el excelente blog “El Ardave” de Miguel Ángel Santos Guerra, me llama la atención el siguiente pasaje: 

“Para que un niño pueda jugar hoy hace falta mucho dinero en cualquier ciudad. Es necesario pagar para entrar en los parques acuáticos, en los parques de atracciones, en las salas de cine (… ) Todo se ha convertido en negocio.

¿Qué sucede con los niños cuyos padres no tienen dinero? Pues que deben adaptarse a una permanente frustración. Pueden ver y no tocar. Pueden envidiar cómo otros disfrutan sin que ellos puedan hacerlo. Jugar es caro en una sociedad mercantilista como la nuestra…”

Uno de los argumentos para justificar el cambio de horario es que los niños tendrían más tiempo libre por las tardes para hacer actividades extraescolares, aunque nadie informa que los alumnos con jornada continua tienen más deberes, por lo que este aumento del tiempo libre es muy relativo.

¿Qué sucede con los niños cuyos padres no tienen dinero? La jornada escolar continua discrimina a estos menores, porque no pueden participar en las actividades extraescolares y, además de la frustración, muchos acaban solos en casa dedicándose “a juegos sedentarios, individualistas y diseñados por otros”, o pasando las tardes en la calle. En cambio, con la jornada partida, todos los niños por las tardes están en las escuelas, estudiando,  formándose o jugando con sus compañeros.

Cualquier proyecto elaborado con profesionalidad se basa en información contrastable y es perfectamente capaz de demostrar su viabilidad. Por tanto, cuando el profesorado asegura que implantando la jornada continua aumentarán las actividades extraescolares y todos los niños tendrán acceso a ellas, el proyecto debe demostrar que estas afirmaciones son ciertas e incluir la documentación oportuna para que los padres puedan comprobarlo. De lo contrario, si la información del proyecto no se ajusta a la realidad u omite datos fundamentales, ésta induce o puede inducir a error a las familias, pudiendo afectar a su decisión a la hora de votar a favor o en contra del cambio de horario y perjudicar a los menores. Además, puede ocurrir lo que ocurre actualmente en muchos colegios, es decir que una vez implantada la jornada continua, los docentes se desentiendan del cumplimiento de las promesas de su proyecto, perjudicando a los alumnos que se quedan sin actividades extraescolares. Hay centros donde las AMPAs han desaparecido como consecuencia del proceso de cambio de jornada escolar, y los niños no tienen actividades extraescolares porque nadie las organiza. Problemas como éste se deben analizar y resolver en el proyecto antes de presentarlo a las familias.

En realidad, los profesionales que elaboran y presentan un proyecto de jornada continua se comprometen a conseguir una serie de mejoras si las familias aprueban la jornada continua. Y en caso de incumplimiento de dichas mejoras y de perjuicio a los alumnos, los centros deberían volver a la jornada partida.

.

Escrito por Cristina y Vicente Biosca (Grupo Jornada Escolar)

.

Información relacionada:

“La crisis económica también está afectando a las actividades extraescolares de los centros educativos que, en algunos casos, han visto reducida hasta en un 50% la afluencia de niños. El descenso no es uniforme ni se da en todos los colegios, pero todas las empresas encargadas de la gestión y organización de estas prácticas ya han advertido una reducción que es muy superior en determinadas zonas y colectivos…”

 

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Isabel Sancho permalink
    22 septiembre 2010 13:43

    Hola a todos.

    Es curioso cómo se vende a los padres una realidad totalmente falsa en los proyectos que se presentan. En nuestro colegio, como en todos los de la Comunidad de Madrid, sólo se puede optar a solicitar el cambio de jornada si el Municipio disfruta del Plan local de mejora y este es el caso. Este Plan, permite subvencionar actividades extraescolares para los niños y aunque tenemos jornada partida, disfrutamos de las ventajas de este Plan.
    En el proyecto de mejora pedagógica y organizativa que se presentó, se incluyó como punto en la justificación de la necesidad de modificación de la jornada escolar del centro, “Continuar con el Plan de actividades extraescolares y mejorarlo”.
    Algunos padres vislumbraron que quizás este punto tuviera algún tipo de interés y fueron a preguntar al Ayuntamiento. La respuesta fue escandalosa. No sólo en ningún caso, el Ayuntamiento podía asegurar la permanencia de esta subvención (ya que era una subvención que provenía directamente de la Comunidad de Madrid) y ellos no podrían sostenerla en caso de que la Comunidad la retirase, sino que en ningún caso, estaba previsto mejora alguna ya que se estaba recortando la cantidad subvencionada (debido a la crisis). De todos modos, este plan no depende directamente del colegio sino de un grupo de miembros de la comunidad local que deciden qué hacer y cómo hacerlo y por lo tanto me parece cuánto menos atrevido el incluir este punto en la justificación.
    Otro de los argumentos que también se suelen utilizar mucho en la defensa de la jornada continua es el conflictivo (según ellos) tiempo de recreo. En nuestro centro, este tiempo es más corto de lo estipulado ya que hace tiempo, se pensó que la climatología de la localidad favorecía acortar en media hora su duración.
    De repente, con la jornada contínua, el tiempo que los niños, cuyos padres no pueden recogerlos antes de las cuatro (horario de salida actual), pasarían en el recreo se incrementa media hora, es decir, en cuestión de semanas la climatología ha cambiado y los niños ahora pueden pasar más tiempo en el recreo.
    También por supuesto incluyen en el horario actividades que organiza el AMPA y que por lo tanto tampoco son permanentes ni directamente dependientes ni de la jornada, ni de los profesores.

    Creo que uno de los puntos en que los padres nos debemos centrar a la hora de valorar los proyectos de mejora y decidir si queremos que comience el proceso o no, debe ser precisamente que los mismos se elaboren de forma que aborden las características y necesidades de cada centro, que reflejen la identidad propia del mismo y que no sean una mera copia de otro proyecto que sirve de comodín.

    Un saludo.

    Isabel

  2. Goyo permalink
    24 septiembre 2010 1:01

    Buenas. Hay que dar a nuestros hijos, pero siempre en virtud de su construcción personal, no de la satisfacción de caprichos. En ese sentido, hay una web que conjuga lo lúdico con lo didáctico de encomiable forma. Se llama Aula 365 y es una estupenda manera de coadyuvar en la educación de nuestros hijos de manera entretenida. Viene con el adsl de Movistar e incluye un profesor virtual que contesta dudas en un entorno desenfadado. Todas las materias que se acogen al plan de estudios escolar español están presentes en Aula 365 y se pueden consultar a través de contenidos por temas o haciendo preguntas directamente desde un formulario que ofrece las respuestas y explicación. Está supervisado por pedagogos profesionales. Y funciona. Lo recomiendo. http://www.movistar.es/aula365

  3. padre permalink
    24 septiembre 2010 15:18

    Para que los maestros puedan disfrutar de la jornada laboral continua, los padres tienen que dedicar una parte de su tiempo libre a organizar las actividades extraescolares para los niños. Esto no lo ponen en su proyecto.

  4. Susanita permalink
    29 septiembre 2010 3:19

    A Goyo: Igual te interesa ver este gracioso video que hay circulando en la web sobre Aula 365:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s