Skip to content

Lo que el profesorado no dice sobre la jornada continua

20 noviembre 2010

.

..

..

 

.

.

ñ

Me llaman la atención las conclusiones del estudio Infancia en España 2010-2011, el primer informe de UNICEF España sobre la infancia en nuestro país:

En España, casi uno de cada cuatro niños, un 24,1%, está en riesgo de pobreza relativa, es decir, que vive en hogares que tienen unos ingresos inferiores al 60% de la mediana nacional. Este dato sitúa a España a la cola de los 27 países miembros de la UE, sólo superada por Rumanía, Bulgaria, Letonia e Italia.

“Casi dos millones de niños están en riesgo de pobreza relativa en España” – Unicef.es

El futuro de un niño depende de su educación, y lo más seguro es que todos los niños de este informe estudien en escuelas públicas.

¿Por qué los docentes que quieren implantar la jornada continua nunca hablan de los inconvenientes de este horario?

En nuestro país, para lograr el éxito escolar, los alumnos necesitan recibir apoyo extraescolar. Lo más probable es que todos estos niños de los que habla el informe, no reciben este apoyo, porque sus padres no tienen los conocimientos suficientes para poder ayudarles, o no disponen de los recursos necesarios para pagar las clases de refuerzo.

Resulta que los alumnos con jornada continua tienen más deberes. La concentración horaria obliga a hacer pequeños descansos a lo largo de la mañana para que los niños puedan mantener la atención: 

“… En palabras del director de un centro con horario concentrado: “Cuando teníamos jornada de mañana y tarde los profesores éramos más escrupulosos en salir de una clase y meterse en otra, y ahora vemos necesario dejar un intervalo [de] cinco minutos, porque la cosa va más a presión. Porque respire un poco el alumno. Antes insistíamos mucho más en que no saliesen de clase al pasillo y tal, entonces ahora digamos que les dejamos un poco que se desahoguen un poco.” (“La Hora de la Escuela– Análisis y valoración de los procesos, los efectos y las opciones de la implantación de la jornada continua” (p77) – Mariano Fernández Enguita (Catedrático de Sociología de la Universidad de Salamanca)

Debido a estos pequeños descansos, hay menos tiempo en el aula para hacer el trabajo. Y para que los alumnos no tengan retraso respecto al programa, tienen que llevarse a casa, el trabajo que no tuvieron tiempo de terminar en clase. Pero “más deberes” implica “más necesidad de apoyo extraescolar”, un apoyo extraescolar al que los niños del informe no tienen acceso. En este caso, la implantación de la jornada continua causa un perjuicio a estos niños y a su educación.

“Ser un niño pobre en España no significa necesariamente pasar hambre, pero sí tener muchas más posibilidades de estar malnutrido; no significa no acceder a la educación, pero sí tener dificultades para afrontar los gastos que se derivan de ella, tener más posibilidades de abandonar los estudios; no significa no poder ir al médico, pero sí tener problemas para pagar algunos tratamientos”

La imagen aquí abajo pertenece a una campaña por la jornada continua del sindicato FETE –UGT, y entre otras cosas, afirma que este horario es pedagógicamente más efectivo.

¿En qué estudios se basan los autores de esta campaña para afirmar que la jornada continua es pedagógicamente más efectiva que la jornada partida? Lo pregunto porque he buscado estos estudios y no los he encontrado. También he preguntado en varias ocasiones por las mejoras pedagógicas de este modelo a unos 4.300 docentes  y no he recibido ninguna respuesta, por lo que entiendo que estos estudios y estas mejoras pedagógicas, probablemente no existen.

En la red social Facebook, unos docentes de AragónAlicanteValencia reivindican la posibilidad de poder “elegir libremente la jornada escolar” en los centros de sus comunidades autónomas. El problema es que los proyectos de jornada continua que el profesorado desarrolla con la ayuda de sus sindicatos contienen afirmaciones que no se pueden contrastar, y sobre todo, no dicen absolutamente nada de los inconvenientes de este horario: no hacen ninguna referencia a la opinión de la CEAPA, de la Confederación Gonzalo Anaya, de las FAPAs, tampoco mencionan a los expertos y especialistas que consideran la jornada partida más adecuada para los alumnos, porque entre otras cosas, la jornada continua crea desigualdades ante la educación. 

Como expliqué en mi post anterior, en España, no existe la libre elección de la jornada escolar, y no existirá mientras el profesorado no respete a las familias de sus alumnos facilitándoles información veraz, contrastable e imparcial. Y no olvidemos que entre estas familias, están los padres de estos casi dos millones de niños que se encuentran en riesgo de pobreza relativa.

Según la imagen de la campaña, el profesorado reivindica la jornada continua para racionalizar sus horarios laborales, a fin de permitir una mejor conciliación familiar. En definitiva, el profesorado quiere implantar la jornada continua en los centros educativos para mejorar sus condiciones laborales. No tengo nada que objetar, por supuesto, pero lo que no se puede hacer, es afirmar cosas que no son ciertas y facilitar información engañosa a las familias para poder disfrutar de las tardes libres, mientras, además, este cambio de horario perjudique a unos niños que ya tienen bastantes dificultades en la vida. 

Como siempre, dejo abierta la puerta al debate, y si algún lector considera que estoy equivocada, le invito a quitarme con argumentos, toda la sinrazón que mis puntos de vista puedan tener. 

Post escrito por Cristina (Grupo Jornada Escolar)

Actualización 03/01/11:

En el post “La verdad sobre la jornada continua contada por los sindicatos”, podemos leer como los sindicatos dan la razón a los expertos y a las Federaciones de AMPAs, porque la jornada continua no tiene nada que ver con una mejora de la educación, sólo es una reivindicación del profesorado para mejorar sus condiciones laborales. Es también la razón por la que ninguno de los 4.300 docentes que reivindican la jornada continua en internet, ni ningún docente que interviene en este foro responde cuando preguntamos por las mejoras pedagógicas de la jornada continua. Simplemente, no existen.



 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

..

.

.

Información relacionada:

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Arancha permalink
    23 noviembre 2010 12:48

    Me ha encantado el cartel de propaganda sindicalista de la Jornada Continua.

    Se racionalizan los horarios laborales de los profesionales afiliados a ese sindicato y mejoran la conciliacion laboral de ellos. Claro que tienen derecho a eso, pero que no nos digan que es el de las familias

    Autonomia de centro para hacer bien las cosas por favor

    Lo último que es mas efectiva pedagógicamente. Hay pedagogos que no opinan igual y se han nombrado en este foro.

    ¿ No os llama la atencion el orden de las ventajas?
    ¿ Que nos dicen a las familias?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s