Skip to content

Lo que el tríptico de FETE-UGT no dice sobre la jornada continua

23 noviembre 2010

.

.

.

.

.

.

.

El sindicato FETE-UGT ha publicado un tríptico para explicar lo que supone la jornada continua y reivindicar el derecho a elegir el modelo de jornada en los centros educativos de Aragón.  

Esto es lo que dice:

“La ventaja de la elección del modelo de jornada permitiría vertebrar mejor la realidad sociofamiliar como ya lo hacen en 14 comunidades autónomas.”

“No se plantea la imposición de un modelo horario, sino la libre elección democrática con al menos la mayoría absoluta en el resultado.” 

En realidad, en España no existe la libre elección democrática de la jornada escolar, por tres razones:

1. Existe un conflicto de intereses porque los docentes son parte interesada en este proceso: si las familias aprueban el cambio de horario, el profesorado consigue la jornada continua y mejora considerablemente sus condiciones laborales. El problema es que existe la posibilidad de que el horario que le gustaría tener al profesorado, no sea el horario que mejor se adapte a las necesidades educativas de los alumnos.

El equipo directivo de los centros controla todo el proceso de cambio de horario: la información que se facilita a las familias, el debate y las votaciones. 

  • Los proyectos que elaboran los docentes contienen informaciones falsas o que no se pueden contrastar, prometen mejoras sin demostrar que estas promesas se podrán cumplir, y de hecho no suelen cumplirse, y son parciales porque no hacen referencia a la opinión de las Confederaciones de FAPAS y de las FAPAs, ni de los expertos que avisan de los inconvenientes de la jornada continua y coinciden en que la jornada partida es un horario más adaptado a las necesidades educativas de los alumnos.
  • El debate no existe, simplemente porque la jornada continua no tiene nada que ver con una mejora educativa, y no se puede defender una postura con argumentos que no se ajustan a la realidad o no se pueden contrastar.  Cuando los padres no se dejan convencer de las bondades de la jornada continua, cuando pretenden argumentar su opinión contraria a este modelo o comentar los inconvenientes que señalan las Federaciones de AMPAs y los expertos, o insisten en obtener repuestas a sus preguntas, el tono de la conversación comienza a subir, empiezan los enfrentamientos y la comunidad educativa acaba fracturándose para siempre.
  • En cuanto a las votaciones, cada año hay familias que denuncian irregularidades, como por ejemplo, cuando el profesorado pide a los padres que indiquen el nombre de sus hijos en la papeleta de voto.

2. Cuando una comunidad educativa “elige libre y democráticamente” que no quiere cambiar el horario, en vez de respetar esta decisión, el profesorado vuelve a presentar la propuesta año tras año hasta conseguir que las familias, cansadas de tantos enfrentamientos, aprueben la jornada continua. Un caso escandaloso es el Colegio Anduva de Miranda de Ebro (Burgos), donde el profesorado consiguió implantar la jornada continua después de proponer el cambio de horario cuatro años seguidos.

3. Una vez implantada la jornada continua es imposible volver a la jornada partida.  Aunque la legislación contemple esta posibilidad, en la práctica, la falta de rigurosidad de las evaluaciones y los intereses personales del profesorado, impiden que una vez implantada la jornada continua, aunque sea con carácter experimental, un centro educativo pueda volver a la jornada partida.  

En definitiva, mientras el profesorado y sus sindicatos no respeten a las familias facilitándoles información veraz, contrastable e imparcial, LAS ESCUELAS NO ELIGEN LIBREMENTE LA JORNADA ESCOLAR. En realidad, una parte del profesorado, en nombre de la autonomía de centro, está imponiendo la jornada continua, el horario que desea tener para mejorar sus condiciones laborales.

Por tanto, la información del tríptico no es cierta e induce a error.

.

“Sabemos que la jornada partida habitualmente de 12h a 15h, más que descanso es una ruptura total de los ritmos de aprendizajes.”

Es la opinión del profesorado, pero hay expertos que ven los tiempos de descanso de otra manera:  

“¿Es aconsejable que los alumnos tengan todas las clases de la jornada seguidas, sin un corte de comida y descanso? Hay argumentos claros para contestar que no a estas preguntas. La organización de los tiempos y los ritmos influye siempre en el aprendizaje, pero cuando hablamos de determinadas edades, esto es todavía más importante. Los niños y las niñas de 3 a 11 años necesitan momentos de cambio y ruptura que les permitan descansar y recuperar la atención. Y estos cortes en las actividades lectivas no pueden ser excesivamente breves. La comida es también un elemento necesario. Teniendo en cuenta las horas que pasan entre el desayuno y el momento de la comida, que por desgracia van aumentando sobre todo en zonas donde el desplazamiento al colegio lleva tiempo y en los casos en que los progenitores tienen que irse antes dejando a los niños ya preparados, no es razonable dilatar aún más el horario del comedor. En la mayoría de los sistemas educativos europeos este corte de comida existe, si bien es cierto que no tiene por qué ser tan largo como el que ahora hay en la mayor parte de nuestros centros…”

“Además de estas razones estrechamente ligadas a características básicas del desarrollo, no debemos olvidar otro argumento. En los recreos los alumnos aprenden cosas tan valiosas como en las aulas, como bien saben los profesores. Los espacios de ocio son ámbitos privilegiados para educar en la afectividad, en la interacción social, en las aficiones, en la amistad. Estos recreos deben tener, pues, una duración que permita llevar a cabo juegos y actividades que exigen un mínimo de tiempo. La jornada que puede dar respuesta a estas necesidades no es desde luego la denominada jornada continua…”

Elena Martín Ortega  (Doctora en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Profesora Titular en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid). 

Por tanto, la información del tríptico no es imparcial.

.

“El actual modelo de jornada partida implica que alumnos, en ocasiones de muy corta edad, a menudo pasen de 8 o 9 horas en el centro escolar de forma interrumpida e innecesaria (cuando incluyendo servicios de desayuno y actividades extraescolares)”

Cuando un niño tiene que pasar muchas horas en el centro es porque sus padres trabajan y sus horarios laborales no les permiten pasar más tiempo con él. La jornada continua cambiaría el horario escolar de los niños pero no la jornada laboral de sus padres que seguirían teniendo el mismo horario, excepto el profesorado del centro que tendría las tardes libres. Por tanto, por mucho que los niños tengan la jornada continua, sus padres no la tienen, y los niños seguirán estando las mismas horas en el centro, por necesidad. Los alumnos van a la escuela para aprender y formarse, y con la jornada partida, el centro es una escuela por la mañana y por la tarde, pero con la jornada continua, el centro es una escuela sólo por la mañana, y por la tarde se convierte en un “aparcaniños” o una “guardería de niños” con actividades extraescolares.

Esta información del tríptico tampoco se ajusta a la realidad e induce a error.

.

“No se plantea una reducción de los servicios de comedor ni actividades extraescolares, sino más bien al contrario, la reorganización, el fomento y mejora de estos servicios.”

Si “no se plantea la reducción de los servicios”, se entiende que el profesorado está trabajando para conseguir un acuerdo formal y poder garantizar que estos servicios no se reducirán y al contrario mejorarán. ¿En qué consistirá la mejora de estos servicios? ¿Quién está llevando este proyecto y a qué acuerdos formales se ha llegado hasta ahora? ¿Quién garantiza y durante cuántos años, la subvención de las actividades extraescolares para que este modelo no discrimine a los alumnos con menos recursos?

En el caso de que el profesorado no estuviese haciendo gestiones en este sentido, esta información no tendría fundamentos y estaría induciendo a error a las familias.

.

“La jornada continua no implica una reducción del horario laboral de los maestros, ni del horario de los alumnos, SIMPLEMENTE SE TRATA DE UNA ORGANIZACIÓN HORARIA”

En teoría el horario de los alumnos no se reduce, pero en la práctica, con la concentración horaria los alumnos necesitan pequeños descansos a lo largo de la mañana para poder mantener la atención, y estos descansos al final suponen menos horas lectivas y más deberes en casa para terminar el trabajo que no se pudo hacer en el aula por falta de tiempo. Es uno de los inconvenientes de la jornada continua de los cuales avisan las Federaciones de AMPAs y los expertos que consideran la jornada partida más adaptada las necesidades de los alumnos, y que los docentes nunca mencionan en los proyectos que desarrollan y presentan a las familias.

El horario laboral de los maestros no disminuye pero mejora considerablemente con la jornada continua, porque pueden disfrutar de las tardes libres y conciliar su vida familiar y laboral. De hecho, la jornada continua es una de las reivindicaciones laborales de sus sindicatos.

Esto es lo que escribió el sindicato ANPE sobre la implantación de la jornada continua en la Región de Murcia:

ANPE ha promovido y apoyado la consolidación de la implantación del Modelo de Jornada Continua en la Región de Murcia. Con gran esfuerzo de toda la comunidad escolar y a pesar de las dificultades se ha conseguido llevar a cabo una conquista que mejora las condiciones de trabajo de los Maestros de la Región de Murcia.”

Por tanto la información del tríptico induce a error.

.

“Gracias a su mayor flexibilidad, este modelo beneficia a la mayoría sin perjudicar a nadie.”

“Ventajas para todos”

Las Confederaciones de FAPAs, las FAPAs y muchos expertos coinciden en que la jornada continua tiene muchos inconvenientes, pero el profesorado no lo menciona en la información que facilita a las familias. Por otra parte,  en un post anterior, explico porque la jornada continua perjudica a los casi dos millones de niños que están en riesgo de pobreza relativa en España, según un informe de Unicef.

Por tanto no es verdad que la jornada continua “no perjudica a nadie” y que son “ventajas para todos”.

 

En definitiva, este tríptico facilita información que no se ajusta a la realidad e induce a error. Como he explicado en otras ocasiones, mientras el profesorado no respete a las familias de sus alumnos facilitándoles información veraz, contrastable e imparcial, y siga abusando de su poder, en España, no existirá la libre elección de la jornada escolar.

El profesorado reclama consideración y respeto a la sociedad, un respeto que, paradójicamente, muchos docentes que reivindican la jornada continua están negando a las familias de sus alumnos.

Como siempre, dejo abierta la puerta al debate, y si algún lector opina que estoy equivocada, le invito a quitarme con argumentos, toda la sinrazón que mis comentarios puedan tener. 

Escrito por Cristina y Arancha (Grupo Jornada Escolar).

 

.

Información relacionada: 

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Antonio V. permalink
    29 noviembre 2010 19:21

    Estoy de acuerdo con vuestros comentarios, es curioso como las actividades extraescolares parecen un argumento importante para el cambio, pero no veo que haya problema en realizar actividades extraescolares en jornada partida, si sales a las 12:30 h. de la mañana se pueden realizar actividades extraescolares hasta las 13:30 h. irse a casa a comer y después volver por la tarde al colegio a las 15 h. y salir a las 17 h., por la tarde queda tiempo para deberes y para más actividades extraescolares.
    Pero esta opción y otras posibles no entran en el debate, el debate solo puede ir en una dirección y es para quitar las clases de la tarde y poner actividades extrescolares a las que en la mayoría de las comunidades no alcanza el 20 % de asistencia (a partir del tercer o cuarto año), así conseguimos una escuela pública que favorece las diferencias entre alumnos.
    Si los maestros quieren jornada continua que la pidan para ellos y nos dejen en paz a los padres.

Trackbacks

  1. La verdad sobre la jornada continua… contada por los sindicatos « Educación y Jornada Escolar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s