Skip to content

Una pregunta para los docentes de Aragón que reclaman el derecho a elegir la jornada escolar

28 enero 2011

.

.

.

.

.s

 

En un artículo publicado en Heraldo.es podemos leer: “Los maestros volverán a salir a la calle para presionar a la DGA y tener jornada continua”.

Actualmente, la jornada continua se puede implantar en todas la comunidades autónomas, excepto en Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

El profesorado de Aragón asegura que sólo reclama que Educación permita a los colegios elegir el horario escolar. Pero lo que no dice, es que cuando una escuela aprueba el cambio de horario, los maestros de este centro consiguen la jornada laboral continua y mejoran considerablemente sus condiciones de trabajo. En realidad, cuando las familias votan a favor o en contra del cambio de horario, están aprobando o denegando la jornada laboral continua a los maestros de sus hijos.

Lo cierto es que el horario continuo no tiene nada que ver con una mejora de la educación. El profesorado desea implantarlo en las escuelas para mejorar sus condiciones laborales. Y no lo digo yo, sino ellos en este artículo: “La verdad sobre la jornada continua”. 

Lo que el profesorado de Aragón tampoco explica, es que en las demás comunidades autónomas, el proceso de cambio de jornada provoca cada año numerosos enfrentamientos innecesarios que dañan irreversiblemente las relaciones entre las familias y las escuelas, y acaban perjudicando a los niños.

Así que en realidad, los Gobiernos de Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana, están protegiendo los intereses de los menores.

El debate sobre la jornada continua no existe porque mientras los padres creen que están hablando de una mejora educativa, en realidad el profesorado está negociando su horario laboral. Y el principal problema es que los maestros siendo parte interesada, controlan todo el proceso de cambio de horario, desde la información que se facilita a las familias, hasta la custodia de los votos por adelantado y el recuento de los votos y que, tristemente, una parte de los docentes, afortunadamente no todos, abusan de la confianza de las familias para persuadirles de votar a favor de la jornada continua y no siempre actúan con ética profesional, ni respetan a los más elementales principios democráticos.

Un ejemplo reciente es la desafortunada nota informativa que publicó el profesorado del colegio de Socovos (Albacete), cuando el Consejo Escolar votó en contra de iniciar el proceso ordinario para implantar la jornada continua. Con esta nota, el profesorado enfrentó a su comunidad educativa, injurió, calumnió y presionó a los representantes de padres para que cambiasen su voto y con ello modificasen el resultado de la votación del Consejo Escolar. Podéis leerlo en este post:  Un colegio de Albacete vuelve a la jornada partida a pesar de las presiones del profesorado 

Por una parte, los proyectos que elaboran los docentes y facilitan a los padres para tomar una decisión no son rigurosos, contienen información falsa o que no se puede contrastar, son parciales porque no informan sobre las desventajas de este modelo y por tanto, inducen a error a las familias. Podéis leerlo en esta entrada: ¿Son rigurosos los proyectos de jornada continua que elaboran los docentes? 

Por otra parte, los folletos que redactan los sindicatos para publicitar la jornada continua son engañosos, como explicamos en este post: Lo que el folleto informativo del sindicato ANPE no dice sobre la jornada continua 

Y con tanta desinformación, es imposible que las familias puedan tomar una decisión sensata.

En estas condiciones, cuando un centro educativo aprueba la jornada continua, ¿qué garantías tienen los niños de que este horario es realmente el modelo que quiere la mayoría de la comunidad educativa para ellos? Es más, ¿qué garantías tienen los niños de que realmente es el horario más adecuado para su educación?

Todas las situaciones que describo a continuación se han producido en muchos centros educativos de España. A todos los docentes de Aragón que aseguran que sólo quieren que los centros puedan elegir libre y democráticamente la jornada escolar pregunto, ¿qué medidas preventivas tienen previsto adoptar para asegurar que todas estas situaciones no ocurrirían jamás en Aragón? A las familias de su comunidad autónoma les interesará conocer su respuesta.

  • Los niños tienen que entregar personalmente el voto de sus padres a sus maestros.
  • Los padres tienen que indicar su nombre en la papeleta con su voto.
  • El profesorado siendo parte interesada en este proceso custodia la urna con los votos por adelantado, a veces durante varios días y varias noches.
  • Los proyectos en los cuales se basan las familias para tomar una decisión contienen falsedades, información que no se puede contrastar, promesas sin demostrar que éstas podrán cumplirse y omiten la opinión de los expertos y de las Confederaciones y Federaciones de AMPAs que advierten de las desventajas de este modelo y no lo aconsejan para la educación de los niños.
  • El profesorado utiliza a los niños para convencer a sus padres de votar a favor de la jornada continua.
  • Los maestros aprovechan las horas de tutoría para recomendar personalmente la jornada continua a los padres de sus alumnos.
  • Los docentes llaman por teléfono a los domicilios de los padres para “recordarles” de ir a votar porque saben que todavía no lo han hecho.
  • Los docentes no respetan a los representantes de padres ni a las decisiones adoptadas democráticamente en un Consejo Escolar.
  • Cuando un centro no aprueba el cambio de horario, los niños se quedan sin  fiesta de Carnaval, los padres no pueden asistir a la fiesta de Navidad o el profesorado explica a los niños que tendrán que ir al colegio por las tardes porque sus padres votaron en contra de la jornada continua.
  • Los docentes se dedican a “presionar a las administraciones para que favorezcan este tipo de jornada y de atender a las demandas del profesorado y no entorpecer su labor en pro de la jornada continuada”.

Muchas gracias por sus respuestas.

Para terminar, en el artículo de Heraldo.es, uno de los profesores afirma:

«Todos podemos sacar a relucir estudios, porque los hay en los dos sentidos. Hay expertos que aseguran que por las tardes los niños rinden menos. (…)”

Las familias de toda España estarían muy agradecidas al profesorado de Aragón si pudiese facilitar estos estudios que demuestren que la jornada continua mejora la educación de los niños, así como el nombre de estos expertos, porque los padres de este grupo los han buscado y no han sido capaces de encontrarlos. Gracias.

.

Escrito por Cristina (Grupo Jornada Escolar)

.

———————————————————

Información relacionada:

Posts relacionados:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s