Skip to content

El derecho de los trabajadores y el derecho de los niños

21 febrero 2011

Los medios de comunicación no hablan de ello, pero en España existe un grave problema que nadie comenta, probablemente porque es incómodo, vergonzoso, indigno para todo un colectivo y, sin embargo, existe. Y mientras la Administración siga consintiendo lo que está ocurriendo será difícil que la Educación mejore en nuestro país.

Me refiero a la actuación indecente de unos trabajadores para mejorar sus condiciones laborales en detrimento de la educación de unos menores: atropello a la democracia, mentiras, manipulación, engaños, abusos morales y presiones para conseguir la jornada laboral continua.

Recientemente el Consejo Escolar del colegio de Socovos (Albacete), decidió democráticamente volver a la jornada partida, modificando por lo tanto el horario escolar de los alumnos, y en consecuencia, el horario laboral de los trabajadores del centro. Pero esta decisión no debió gustar a estos trabajadores porque al día siguiente publicaron una nota informativa, motivando a los padres de los alumnos para que se enfrentasen a sus representantes y cambiasen su voto, modificando con ello el resultado de la votación del Consejo Escolar. La nota informativa provocó disputas entre las familias y una recogida de firmas, que finalmente demostró que los representantes de padres habían votado de acuerdo con la voluntad de la mayoría de las familias del centro, porque solo 56 padres de 140 les pidieron el cambio de voto. 

A pesar de las calumnias e injurias de la nota informativa, la situación poco a poco se ha calmado y parecía haber vuelto a la normalidad, hasta una persona disconforme con la decisión del Consejo Escolar, publicó una carta en la Tribuna de Albacete, menospreciando y acusando de nuevo a los representantes de padres, de una falta que no cometieron.

Socovos es sólo un ejemplo de la grave situación que se produce cada año en las escuelas que inician el proceso de cambio de jornada. Otro ejemplo reciente es el colegio Manuel Vázquez Montalbán de Leganés y las numerosas anomalías que las familias detectaron en el proceso: entre otras cosas, el profesorado faltó a la verdad en su proyecto y en su folleto informativo. Pueden leerlo en este enlace.

Me parece un error que la Administración delegue en las familias la responsabilidad de decidir el horario laboral del profesorado, porque el proceso genera enfrentamientos innecesarios en los colegios, dañando para siempre las tan necesarias buenas relaciones entre las familias y la escuela, y perjudicando a los menores que se encuentran envueltos en un conflicto laboral. Además, la Administración no debería consentir la falta de ética profesional de una parte de un colectivo tan importante en nuestra sociedad, ni que pueda atropellar impunemente los principios más elementales de la democracia y no respetar los intereses de unos menores de edad.  

El profesorado con la ayuda de sus sindicatos está imponiendo la jornada continua en las escuelas para mejorar sus condiciones laborales, pero no pueden demostrar que este modelo también beneficia la educación de los menores. Al contrario, los expertos advierten de los inconvenientes de la jornada continua para los niños y las Confederaciones y  Federaciones de AMPAs consideran la jornada partida más adecuada para los niños.

Para que el lector pueda hacerse una idea de la actuación de una parte del profesorado, estas son algunas de las anomalías que se producen cada año en muchos centros escolares que supuestamente eligen la jornada escolar de forma “libre y democrática”:

  • Los padres tienen que indicar su nombre en la papeleta con su voto.
  • Los niños tienen que devolver personalmente el voto de sus padres a sus maestros.
  • Los proyectos en los cuales se basan las familias para tomar una decisión contienen falsedades, datos que no se puede contrastar, objetivos sin planes de acciones para demostrar que se podrán lograr y omiten cualquier información relativa a las desventajas de este modelo para la educación de los niños.
  • El profesorado utiliza a los niños para convencer a sus padres de votar a favor del cambio de horario.
  • Los maestros utilizan las horas de tutoría para recomendar personalmente la jornada continua a los padres de sus alumnos.
  • Los docentes llaman por teléfono a los domicilios de los padres para “recordarles” de ir a votar porque saben que todavía no lo han hecho.
  • El profesorado siendo parte interesada en este proceso custodia la urna con los votos por adelantado, a veces durante varios días y varias noches.
  • La dirección del centro niega el debate a las familias y niega al AMPA la posibilidad de repartir información sobre las desventajas de la jornada continua.

Todos los trabajadores tienen el derecho a reivindicar mejoras laborales, pero los niños también tienen el derecho a poder estudiar en las mejores condiciones posibles. Los docentes y los padres tenemos una responsabilidad, no podemos olvidar que el fracaso escolar empieza en Primaria y que la educación puede cambiar el futuro de un niño.

Las familias no cuestionan el derecho de los docentes a mejorar sus condiciones de laborales, lo que sí cuestionan es la forma de conseguirlas.

.

Escrito por Cristina (Grupo Jornada Escolar)

.

—————————————–

Información relacionada:

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Un CACIQUE permalink
    21 febrero 2011 16:04

    Sugiero que a cada uno se le llame por su nombre y en este caso es el Erudito Sr. Jesús Muñoz, pero al igual que demuestra sus amplios conocimientos históricos, le sugeriría que hiciese lo mismo en esta cuestión, que antes de difamar a unos verdaderos demócratas investigue muy levemente, que se informe y quizá llegue a la rotunda conclusión de que el único absolutista es él mismo.

    Una persona que deja en tela de juicio la decisión de un órgano, en este caso un Consejo Escolar, deja mucho que desear.

    Y me pregunto; ¿Si en las próximas elecciones no gana el partido pólítico que este “Señor” desea, acusará a los ciudadanos españoles de haber cometido “PUCHERAZO” con lazaros y cuneros incluidos? Visto lo visto y con la ligereza de sus acusaciones tengo fomada mi propia opinión.

    Gracias.

  2. 22 febrero 2011 7:47

    Cuando vi el titular de la tribuna digital “Oligarcas y caciques en Socovos” me llamó la atención y fui a leerlo y cuando vi que era sobre el colegio pensé que por fin alguien se atrevía a expresar el malestar que se vive en el centro por la minioligarquía que se ejerce desde la dirección del centro que en casos como el mío me hizo la vida imposible, hasta el punto de tener que irme de allí y se que no he sido el único caso. Pobres padres aquellos, tener que aguantar día a día ese minirégimen dictatorial.
    Por si tenían poco estos padres ahora se les une otro elemento como Jesús Muñoz, que si es quien yo creo y poco puedo equivocarme, es un sindicalista de CCOO de la enseñanza y también es maestro, para escribir una serie de tonterías y falsedades sobre unos padres que se han atrevido a llevar la contraria a la minioligarquía en un consejo escolar.
    Este tipo todos sabemos lo que lo que busca es que su sindicato tenga cierto protagonismo frente a ANPE.
    Con centros como este y tipos como este es posible que nunca mejore la educación en España y que los docentes auténticos y motivados nunca estemos bien considerados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s