Skip to content

Postura oficial de CEAPA sobre la jornada escolar continua

3 marzo 2011

.

.

..

 

.

.

Reproducimos el comunicado publicado hoy por el Sr. Jesús María Sánchez Herrero, Presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos:

La jornada escolar continua incrementa las desigualdades
.
Los representantes de las asociaciones de padres y madres del alumnado no deseamos la confrontación con el profesorado por culpa de los diferentes criterios que tenemos sobre la jornada escolar. En CEAPA siempre hemos entendido que el bienestar del profesorado y la dignificación de la profesión docente es también el bienestar de nuestros hijos e hijas. Y creemos que familias y profesorado tenemos que trabajar juntos. Reconocemos la legítima aspiración de los profesionales de la educación a una jornada laboral más reducida. No nos oponemos a que el profesorado, en el marco de su negociación colectiva, logre una jornada escolar solo de mañana.
.
En CEAPA siempre distinguimos entre la jornada laboral del profesorado, la lectiva del alumnado, y el horario de apertura de los centros educativos. Estas tres jornadas no tienen por qué coincidir. De esta manera, el profesorado podría tener una jornada de mañana, el alumnado mantener la de mañana y tarde, y los centros educativos permanecer abiertos durante un periodo más prolongado de tiempo para el aprovechamiento de sus instalaciones y recursos por parte de los escolares y del resto de ciudadanos y ciudadanas.
.
El problema se suscita cuando un sector del profesorado cree que el camino más corto para alcanzar sus objetivos es modificar también la jornada del alumnado, para que éste tenga sólo clase por la mañana, sin pensar en las consecuencias formativas que esta medida tendrá para los menores. Es ahí donde encuentran la oposición de las federaciones territoriales de AMPAS y de CEAPA. Salvo en casos en los que estaría justificado por encontrarse en zonas rurales de difícil acceso u otras características socioeconómicas particulares, nos oponemos a la jornada escolar continua.
.
En las comunidades autónomas donde está implantada la jornada continua está decisión ha sido irreversible, en ningún caso ha mejorado el rendimiento escolar del alumnado, no se han cumplido los compromisos que se adquirieron para su establecimiento (van desapareciendo comedores, el transporte se reduce limitando la participación en actividades extraescolares, se cierran los centros por las tardes…), y la situación de los niños y niñas con más necesidades educativas y sociales empeora.
.
La jornada continua tiene más inconvenientes: las clases son más cortas, por lo que el profesorado dispone de menos tiempo para impartir su materia; la falta de tiempo obliga a éste a encargar más deberes al alumnado, y hay muchos padres que no pueden ayudar a sus hijos con los estudios, porque no tienen la formación adecuada; muchas familias se ven impulsadas a acudir a clases particulares, mientras que otras no pueden afrontarlas económicamente. Este tipo de jornada agranda las desigualdades sociales.
.
Por todo ello, consideramos que la jornada continua no contribuye en absoluto a combatir el fracaso escolar, supone un recorte en el derecho a la educación de los niños y niñas, y un retroceso para la educación pública. Este tipo de jornada es un obstáculo para eliminar las desigualdades sociales. Es cierto que en muchos centros educativos los padres han votado por el cambio de horario, muchas veces desinformados sobre sus consecuencias pedagógicas, con información facilitada por el profesorado, que tiene una mayor capacidad de influencia y medios que las organizaciones de padres y madres. El profesorado hace creer a las familias que la jornada continua puede mejorar la educación de los niños y les presenta proyectos incompletos, con información que no se puede contrastar, no avisan de los inconvenientes de este modelo para los alumnos, ni de la postura de los expertos o de las confederaciones y federaciones de AMPAS. Y mientras las familias creen estar hablando de un tema educativo, en realidad los docentes están defendiendo una mejora de sus condiciones laborales.
.
Es un error que la Administración delegue en las familias la responsabilidad de decidir el horario laboral de los maestros de sus hijos. Por esta razón cada curso hay tantos enfrentamientos en las escuelas. Y muchas familias quieren evitar la confrontación con el profesorado.
.
Creemos que los sindicatos deberían combinar la protección de los intereses del profesorado con la defensa firme y contundente de un servicio educativo público y de calidad. Nos tememos que forzando a que el alumnado tenga jornada escolar continua algunos representantes sindicales están tirando piedras contra su propio tejado, contra nuestro tejado, que es el mismo, el de la escuela pública; están fortaleciendo a la escuela concertada, que mayoritariamente disfruta de jornada partida, y a la que huirán muchas familias que temen un recorte en la calidad de la educación y dificultades para conciliar su vida laboral y familiar.
.
La mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, planteadas desde la racionalidad, la oportunidad y la pertinencia, son coherentes con la mejora del servicio educativo público. Pero, y parafraseando un texto recientemente publicado por Afilalapiz (un colectivo de profesores por la innovación pedagógica), estos sindicatos deberían «trabajar para que la sociedad no tenga razones para identificar sus propuestas sindicales como planteamientos para la desidia profesional, como la vía para alcanzar privilegios, la obtención de posiciones de dominio o cualquier otra clase de logros que desnaturalizan y modifican de hecho los valores que deben informar un servicio público».
.
Fuente: CEAPA
Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 3 marzo 2011 14:30

    De todas formas, es andar siempre de puntillas diferenciando el horario de unos y de otros para no ofender a los de siempre me parece perjudicial.
    Como en todos los trabajos, sin exclusión, se trabaja para dar un servicio a algo o a alguien. Por esa razón la jornada se adapta al destino o detinatario de ese servicio.
    Una empresa que vende artículos a las tiendas de deportes trabaja de forma paralela a sus horarios.
    Otra que realiza el mantenimiento, por ejemplo informático, de una empresa de fabricación, mantiene su horario.
    ¿Que es esto de los horarios de los docentes y el de los niños? Si el horario razonable y justificado para los niños es una jornada partida ¿que narices andamos hablado y porque diferenciamos de aquel horario el de los profesores? ¿o es que ellos están al margen de su resposabilidad y no obedecen a los condicionantes de aquellos a los que deben su trabajo?
    Para eso que se queden ya en casa, seguimos pagando la parte de impuestos que va a sus bolsillos y nos vamos todos a la enseñanza concertada o privada donde, parece, que si tiene algo más claro cual es su horario.
    Porque, al final, los mayores y más contundentes promotores de la enseñanza privada en este país son, sin ningún lugar a dudas, una abultada cantidad de los muchos maestros públicos.

  2. Sofía permalink
    3 marzo 2011 17:50

    Coincido con Vicente en el sentido de que “andar de puntillas para no ofender” es perjudicial. Nunca he entendido esa diferenciación entre horario de los profesores y horario de los alumnos.
    ¿Aceptarían los profesores y sus sindicatos un laudo como el de los controladores de Aena? Si se redúce la jornada laboral, se redúce el salario. A las duras y a las maduras.

  3. Ana permalink
    3 marzo 2011 18:53

    Cuando presentaron la propuesta en nuestro centro no entendía muy bien donde estaba la ventaja de cambiar del horario. Los maestros insistían mucho en la comodidad de no tener que volver al colegio, todo eran ventajas y claro en un principio les crees, aunque hay cosas que no te encajan. Luego en la reunión informativa las maestras se enfadaron con una madre que había hablado con el pediatra de su hijo y le había desaconsejado la jornada continua. El enfado de las maestras no era comprensible y allí empecé a desconfiar. Cuando entendi de lo que se trataba realmente, lo que querían las maestras y lo que estaban haciendo, me decepcionaron muchísimo y perdí totalmente la confianza en ellas. No puede ser que los maestros falten a la verdad y engañen a las familias de sus alumnos y mucho menos para obtener mejoras personales. Tampoco puede ser que sus alumnos tengan que estudiar en peores condiciones para que ellos puedan tener las tardes libres. Los maestros deben adaptarse a las necesidades de sus alumnos, y no al revés, como pretenden. Los alumnos son niños, son menores. ¿Cómo se puede ser tan mezquino?

  4. Pilar Bernardo Renilla permalink
    4 marzo 2011 19:53

    Yo estoy de acuerdo con lo que dicen los anteriores interlocutores: Los docentes firman un contrato y la jornada laboral es jornada partida, si no están de acuerdo, que no firmen el contrato, que seguro que con el paro que hay, algún otro querrá este tipo de jornada.
    Llevo más de 3 años informandome sobre este tema y cada día lo tengo más claro. Para los niños/as, chicos/as y jóvenes, lo mejor es la jornada partida.
    El resto son especulaciones, manipulaciones…
    Y lo que es triste, es que se está extendiendo por todas las comunidades, y esto es perjudicial para lo que realmente representa la Educación. ¡Es claro que es una cuestión de votos y ningún partido se pringa y dice lo que ha de decir!
    ¡LAMENTABLE!
    ¿y si todos los negocios, comercios, bares…decidimos también por optar a la jornada continua? ¿Qué los médicos, enfermeras…de guardia…quieran tener también jornada continua y solo de mañana? ¿Qué pasaría si gasolineras, panaderías…queremos esa jornada también?
    ¿A caso el resto de gente de este país que no es funcionario, no tenemos derechos? Los demás que no hemos tenido esa suerte, nos damos por agradecidos si tenemos un trabajo, a veces mal pagado y sin apenas vacaciones y por favor solo pedimos un poco de respeto, y no contestaciones estilo (las escuelas de magisterio…están abiertas para todos/as).
    La gran culpa la tienen los políticos y gobernantes de este país que bailan al son de sindicatos y de votos y dejan los cabos sueltos, salir en fotos…
    Seamos serios, la educación y el respeto se ganan a pulso y no a decretazo limpio.
    Tenemos que luchar por darle una buena educación a nuestros hijos, desde casa, desde las escuelas y desde la sociedad y para ello, debería de haber un buen ambiente entre toda la comunidad educativa y no con reproches, miedos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s