Skip to content

Debate sobre la jornada continua en Twitter: relación deberes/jornada profesorado/jornada alumnado/escuela único lugar educativo

29 marzo 2011

.

.

.

..

.

 

.

.

.

.

.

Nos gustaría responder al comentario de uno de los docentes que en Twitter participa en el debate con el hashtag #jornadacontinua. Contestar en menos de 140 caracteres no es sencillo, así que decidimos escribir este post y facilitar el enlace en Twitter.

Este es el comentario:

@GrupoJEscolar sigo sin entender relación deberes/#jornadacontinua/jornada profesorado/jornada alumnado/escuela único lugar educativo

 ————————————–

Hola @juanrasp,

Gracias por tu comentario.

Cuando la comunidad educativa de una escuela aprueba la implantación de la jornada continua, los alumnos cambian de jornada y tienen las tardes libres, pero sus padres siguen teniendo el mismo horario laboral, excepto si trabajan en este centro.

La inmensa mayoría de los trabajadores en España trabaja por las tardes (oficinas que cierran a las 17h-18h, comercios a las 20h-20h30 incluso 22h, turnos de 14-22h…) y los padres, aunque quieran, no pueden disfrutar de las tardes con sus hijos, simplemente, porque no están. Solo los padres que no trabajan por las tardes y los trabajadores del centro, entre ellos, los docentes, tienen esta oportunidad.

Para los padres que trabajan, se presentan varias posibilidades:

  1. un familiar/amigo atiende a los niños o los padres contratan a alguien para cuidarlos,
  2. si los padres disponen de recursos económicos, los niños pueden hacer actividades extraescolares,
  3. de lo contrario, lo más probable es que los niños pasen las tardes solos en casa esperando el regreso de sus padres.

La escuela educa pero quienes realmente educan a los niños son sus padres, es su responsabilidad.

Cada familia es un mundo y antes de proponer el cambio de horario sería conveniente realizar un estudio serio en cada centro para determinar la realidad social, porque puede que para su educación, ciertos niños estén mejor en las escuelas por las tardes.

Uno de los inconvenientes de la jornada continua es que los niños tienen más deberes:  “A Xornada escolar na vida cotiá da infancia : análise da incidencia das modalidades de sesión “partida-única” nos procesos de socialización infantil en Galicia” (autora, M. Carmen Morán de Castro ; director, José Antonio Caride Gómez)

Si los niños tienen más deberes, también necesitan más ayuda extraescolar.

Por una parte, hay padres que no tienen una formación suficiente para ayudar a sus hijos con los deberes y enseñarles hábitos de estudios. El problema se acentúa cuando estos padres, además, no disponen de recursos económicos para pagar clases de apoyo a sus hijos, y ahora con la crisis son cada vez más. En estas circunstancias, el cambio de horario está creando desigualdades ante la educación y perjudicando a los niños con menos recursos, sobre todo a los alumnos que tienen dificultades. Y no debemos olvidar que el fracaso escolar comienza en primaria.

Por otra parte, si los padres no están por las tardes, evidentemente a estas horas no pueden ayudar a sus hijos, motivarles para que estudien, para que se esfuercen y enseñarles hábitos de estudio. Estamos hablando de niños de 6 a 11 años y si están solos, lo más seguro es que prefieran pasar las tardes delante del televisor o del ordenador hasta que sus padres regresen.

La relación “deberes/jornada profesorado/jornada alumnado/escuela único lugar educativo” es la siguiente:

Si no existen razones educativas para implantar la jornada continua, si muchos niños no pueden pasar las tardes con sus padres porque están trabajando, si además los alumnos tienen más deberes, que este horario genera desigualdades ante la educación y perjudica a los niños con menos recursos, sobre todo a los alumnos que tienen dificultades, ¿dónde está la necesidad de concentrar las horas lectivas en una única sesión?

La jornada continua es una reivindicación del profesorado para mejorar sus condiciones laborales y, por supuesto,  a los padres les parece totalmente legítimo y no tienen nada que objetar, siempre y cuando este modelo también sea beneficioso para los niños y su educación. El problema es que hasta ahora, nadie ha podido demostrarlo.

Un saludo, Grupo Jornada Escolar  

————————————————————

Información relacionada:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s